Empresarios rechazan que se planteen a Panamá «precondiciones» para negociar

Empresarios rechazan que se planteen a Panamá «precondiciones» para negociar

10 abril, 2016
|
Actualizado: 10 abril, 2016 0:00
|

Panamá, 10 abr.- El sector privado panameño rechazó hoy que al país se le impongan presiones o precondiciones para negociar acuerdos internacionales de intercambio de información financiera y fiscal tras el escándalo de papeles de Panamá.

Francia incluyó el viernes a Panamá en su lista de paraísos fiscales, la primera medida concreta contra el país tras la filtración masiva de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, que demostraban que gestionó activos opacos para miles de empresas y personalidades de todo el mundo.

La Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP) recalcó que el Gobierno panameño «ha manifestado su voluntad de continuar cooperando a través del intercambio de información automática, salvaguardando los intereses del país pero considerando los estándares internacionales».

Para ello, «es indispensable que la negociación retorne a los canales apropiados, sin presiones ni precondiciones», añadió el gremio en una declaración pública.

Panamá «ha demostrado su compromiso de reforzar la transparencia realizando importantes ajustes a las legislaciones en los últimos años, cuyo cumplimiento ahora debe fiscalizarse muy de cerca», dijeron los empresarios.

Llamó a los panameños a «ser valientes y aprovechar esta oportunidad para demostrar las fortalezas de nuestra plataforma financiera y de servicios, pero responsables, a la vez, al analizar los retos que nos presenta un mundo cambiante».

La CCIAP además resaltó que los estándares internacionales en materia de intercambio de información automática fiscal y financiera los «deben cumplir todos los miembros de la comunidad internacional, sin excepción».

Es «inadmisible», reiteró el ente privado, «que habiendo más de 20 jurisdicciones mencionadas» en la filtración, «esta haya sido bautizada con el nombre» de Panamá, lo que «deja en entredicho la reputación» del país.

El Gobierno panameño ha negado que Panamá sea un paraíso fiscal, ha defendido que el escándalo deriva de las actividades de una firma de abogados y no del país, y ha señalado que en aras de profundizar las medidas que ha adoptado en los últimos años en favor de la transparencia hará una revisión de sus sistemas financiero y fiscal.

Esa tarea estará cargo de un comité de expertos locales y extranjeros, cuya creación ha sido encargada a la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, convocó a los sectores bancario y comercial y al gremio de abogados a una reunión el próximo martes para hablar de las «acciones presentes y futuras» que ejecutará el país de cara al escándalo.

Varela además tildó de «innecesaria y equivocada» la medida francesa de reinscribir al país en la lista de paraísos fiscales y aseguró que se enfrentará a la situación con las armas de la diplomacia, el diálogo respetuoso y la colaboración para beneficio de todos. EFE

Noticias Relacionadas: