PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Avión Boeing 747 de British Airways.

4.000 trabajadores de British Airways, del grupo hispano-británico IAG, reciben cartas de despido

El sindicato británico Unite informó este viernes de que British Airways (BA), integrada en el grupo de aviación hispano-británico IAG, ha enviado cartas de despido a unos 4.000 trabajadores.


Las misivas están dirigidas, principalmente, a tripulantes de cabina, ingenieros y personal de aeropuertos, según Unite, que agregó que muchos de los que mantendrán sus empleos sufrirán recortes salariales.

“Este es un día muy negro para la increíble plantilla de BA y pasará a la historia de la aerolínea como el día que puso los intereses de su junta directiva por encima de la de sus pasajeros y trabajadores”, denunció en un comunicado el vicesecretario general del sindicato, Howard Beckett.

El activista instó a los trabajadores afectados que “no acepten cualquier” propuesta que les presente la empresa sin consultar antes con el sindicato..

Desde que IAG, matriz de BA, de las españolas Iberia, Vueling y Level y de la irlandesa Aer Lingus, presentó el pasado abril un plan de reestructuración para hacer frente a la pandemia de coronavirus, ha insistido en que “su intención es salvar tantos empleos como sea posible”.

En concreto, BA había indicado que, para sobrevivir a la crisis sanitaria, tenía previsto suprimir hasta 12.000 empleos, al tiempo que ha destacado que unos 6.000 trabajadores ya han solicitado ya bajas voluntarias.

Frente a los despidos, Unite ha pedido a British Airways que ofrezca a toda su plantilla un acuerdo similar al que ha llegado con sus pilotos, que prevé rebajas de sueldo del 20 % y la eliminación de 270 puestos de trabajo.

El sindicato ha recordado que 30.000 trabajadores de BA han recibido notificaciones de “despido y/o recontratación”, y que decenas de miles de ellos considerarían “aceptable” una oferta como la que han firmado los pilotos.

El 85 % de los 4.300 pilotos consultados en una votación aceptó  un pacto por el que la mayoría verán reducido su salario en un 20 % inicial, recorte que disminuirá al 8 % en los próximos dos años hasta regresar a las condiciones actuales a largo plazo.