PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sólo el 4% de los empleados de Repsol piden acciones como parte del sueldo

No sólo los inversores dan la espalda a Repsol, sino también sus propios trabajadores que no confían en el futuro de la petrolera dirigida por Andoni Brufau y Josu jon Imaz. De los 27.000 trabajadores con los que cuenta la compañía. sólo 1.160 empleados de Repsol, es decir, el 4,2, se han acogido a un plan para recibir parte de su retribución en acciones de la compañía a lo largo de este año, por un importe global de un máximo de 8,4 millones de euros. La entrega de las acciones, que ha comenzado este jueves, se realizará mensualmente en un año en el que Repsol ha anunciado que despidirá a 1.000 trabajadores, 750 de ellos en España. Pero esto era con un escenario de 50 dólares barril, cuando actualmente está en el entorno de los 30, por lo que los despidos pueden aumentar ante la incapacida de la petrolea de hacer frente a este nuevo contexto en las materias primas.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Plan de Adquisiciones de Acciones 2016 permite a los empleados del grupo recibir parte de su retribución anual en títulos, hasta un máximo anual de 12.000 euros. Desde que comenzó el año, los accionistas de Repsol han perdido ya un 10,42%. Esto supone más de 100 euros por cada 1.000 euros comprados en acciones. Si se traslada a 2015, la pérdida de Repsol en Bolsa ascendió casi a un 30%, al pasar la acción de 14,43 euros al cierre de 2014 a 10,12 euros a la conclusión de 2015. Es decir, que los accionistas y los trabajadores que tienen acciones perdieron 300 euros por cada 1.000 de inversión.

Al mismo tiempo, Burfau e Imaz van perdiendo el apoyo de los accionistas. El 35% de ellos, entre los que se encuentra los principales como Sacyr y CaixaBank, ha preferido este año el dividendo en efectivo que en acciones por lo que la petrolera tendrá que desembolsar 228 millones de euros en un momento en el que la banca de inversión y las agencias de rating le han pedido que suspenda o reduzca el dividendo si no quiere ver como su nota de solvencia baja, lo que encarecería y mucho sus emisiones de deuda.