Programas del domingo
El Gobierno quiere mejorar la seguridad de las gasolineras desatendidas

El Gobierno quiere mejorar la seguridad de las gasolineras desatendidas

05 octubre, 2016
|
Actualizado: 05 octubre, 2016 17:30
|

El Gobierno en funciones ultima un proyecto de real decreto sobre las medidas de seguridad en las llamadas estaciones de servicio desatendidas, es decir, aquellas en las que no hay personal y son los propios clientes los que repostan el combustible

Según palabras del diputado del PP Juan Manuel Juncal en la Comisión de Industria, el Gobierno, con las restricciones de estar en funciones, trabaja sobre la necesidad de revisar una instrucción técnica complementaria, denominada IP04, relativa a estaciones de servicio.

Este era uno de los puntos de la proposición no de ley (PNL) que ha llevado a la Comisión de Industria el PSOE y que ha salido adelante.

Esa instrucción técnica, según el texto de la proposición no de ley debe «aclarar y hacer más concretos y rigurosos las medidas de seguridad de las estaciones de servicio desatendidas».

La propuesta del PSOE, por su parte, insta al Gobierno a que se modifiquen, en coordinación con las Comunidades Autónomas, las normas necesarias para obligar a que haya al menos un empleado para atender durante los turnos de día.

También han pedido «desarrollar y clarificar» los requisitos de seguridad industrial y garantizar la unidad de mercado para que no se produzcan agravios comparativos en los requisitos de acceso de seguridad básicos en las diferentes Comunidades Autónomas.

En definitiva, concluye el texto, se trata de articular e implantar una normativa que «aclare la posición jurídica de las gasolineras desatendidas y garantice la seguridad de estas instalaciones y el cumplimiento de los derechos de los consumidores».

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó este verano un informe en el que pedía que se eliminaran las trabas normativas al desarrollo de estas gasolineras que, a su juicio, aseguran una mayor competencia y unos mejores precios que «benefician» al consumidor final.

El informe provocó reacciones de sindicatos y algunos grupos políticos, que criticaban la pérdida de empleo que puede conllevar este tipo de estaciones de servicio, así como problemas de seguridad o de atención a determinados colectivos.

.
Noticias Relacionadas: