Borja Prado cobró 5,1 millones mientras cortaba la luz a medio millón de usuarios

Borja Prado cobró 5,1 millones mientras cortaba la luz a medio millón de usuarios

30 diciembre, 2016
|
Actualizado: 30 diciembre, 2016 17:47
|
PUBLICIDAD

Mientras desconectaba el suministro a medio millón de consumidores entre 2013 y 2014, Borja Prado, presidente de Endesa. se subió el sueldo de 2,5 millones de euros a 2,8. Asimismo, dos millones de hogares en España, un 11 por ciento del total, no pueden pagar la luz ni el gas.
En plena recesión de la economía española y con una clase media-baja destrozada por la crisis, el presidente de Endesa, Borja Prado, percibió en 2013 una retribución de 2,5 millones de euros. Unos emolumentos que se incrementaron en un 9,2 por ciento en 2014, hasta quedar en casi 2,8 millones de euros, lo que suma 5,1 millones en dos años. Esto supone 120.000 euros mensuales… 20 millones, cada mes, de las antiguas pesetas, libres de impuestos. Una cantidad -ese emolumento mensual- que sería más que suficiente para aliviar deudas hipotecarias que imposibilitan rehacer su vida a muchos desahuciados españoles, por más años que vivan.
Mientras Prado se embolsaba esta jugosa retribución, la eléctrica que preside, cuyo primer accionista con un 70 por ciento es la italiana Enel, participada directa e indirectamente por el Estado italiano en un 30 por ciento, desconectó el suministro eléctrico a 352.635 usuarios en 2013. Unos italianos que, con dinero procedente de la propia Endesa, compraron todo lo que habían construido los españoles en Chile, Enersis. Suena fuerte, pero es así.
El año pasado, por ‘razones de imagen’ de la compañía eléctrica, los cortes de Endesa por impago o retrasos se redujeron a 142.446, incluyendo Portugal; más de un 55 por ciento menos.
Según los datos ofrecidos por las propias empresas, las desconexiones disminuyeron aproximadamente a la mitad el año pasado en España, llegando a las seiscientas mil, con la incipiente recuperación macroeconómica, el recibo bimestral de la energía eléctrica o innovaciones como los ‘contadores por horas’.

Más retribuciones en plena crisis

Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística, ha informado durante estos días que el 11,1% de los hogares españoles, en torno a dos millones, no pueden mantener su vivienda con una temperatura adecuada en invierno, lo que se denomina pobreza energética.
El porcentaje es un 38 por ciento superior al de 2013, y supone el más alto de la serie histórica.

Mientras Borja Pardo cobró 5,1 millones de euros en dos años y el exconsejero delegado Andrea Brentan recibió 11 millones de euros de indeminización 140.000 hogares españoles se quedaron sin suministro eléctrico por falta de pago

De modo que mientras el presidente de Endesa ganaba casi 3 millones de euros el año pasado, su eléctrica cortaba la luz a más de 140.000 usuarios, y el paro en España estaba de largo por encima del 23 por ciento. Al mismo tiempo, se sucedían otros dos hechos contrapuestos: mientras el ex consejero delegado Andrea Brentan percibía una indemnización de 11 millones de euros al dejar la empresa de mayoría italiana, el número de familias españolas que tenía que retrasar sus pagos directamente relacionados con la vivienda principal, como gas, electricidad, alquiler o hipoteca, y entraba en riesgo o umbral de pobreza directamente, ascendía del 9,3 al 10,2 por ciento el año pasado. Unos porcentajes similares a la subida retributiva de Borja Prado, presidente de Endesa, entre 2013 y 2014.
Los datos, junto a los de sus consejeros, fueron enviados por la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores hace tres meses; a finales de febrero.

El ‘premio’ de los italianos

En la remuneración de Borja Prado se incluye un sueldo de 812.000 euros más 188.000 euros de retribución fija, 813.000 de variable a corto plazo, 650.000 de variable a largo plazo y, entre otros conceptos, la dotación para su fondo de pensiones: 208.000 en 2013 y 208.000 en 2014. Los datos provienen del Informe anual de los consejeros de sociedades anónimas cotizadas. Enel premia a su ‘hombre en España’, a pesar de que la nueva Endesa, o a lo mejor por eso, es más pequeña y local, a raíz de la venta del negocio en América Latina a su matriz, Enel, lo que le dio unas plusvalías de 1.764 millones de euros. La compañía que preside Prado aceptó en octubre la oferta de Enel Energy Europe -ahora Enel Iberoamérica- para su negocio latinoamericano, por 8.253 millones de euros, y se quedó sin la joya de la corona, la chilena Enersis, que está facilitando la expansión de la pública italiana Enel por Latinoamérica.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD