900 millones de euros menos para Sevilla por la suspensión del la Feria de Abril

900 millones de euros menos para Sevilla por la suspensión del la Feria de Abril

24 abril, 2020
|
Actualizado: 24 abril, 2020 23:44
|
PUBLICIDAD

La pandemia del coronavirus ha provocado este año la suspensión de numerosas fiestas centenarias, como la Feria de Abril de Sevilla, que es la principal actividad económica de la ciudad y tiene un impacto que el Ayuntamiento cifra en 900 millones de euros, el 3 % del PIB local.

Para intentar paliar en parte las pérdidas de la suspensión de la Feria, que se organiza desde 1846 y cuya celebración estaba prevista entre mañana y el 2 de mayo, el Ayuntamiento pretende organizar algún evento en septiembre, en torno a San Miguel, y para ello se ha dado de plazo hasta mayo, cuando los grupos políticos tomarán una decisión.

En cualquier caso, esa fiesta de septiembre no será en ningún caso similar a la de abril, cuya portada estaba a medio montar, igual que el millar de casetas, estructuras que se están desmontando.

La previsión de la festividad de septiembre incluiría, en el mejor de los casos, el montaje de solo algunas casetas de gran tamaño y en una ubicación distinta al recinto habitual de Los Remedios, han añadido fuentes empresariales.

En la toma de la decisión para organizar una festividad alternativa será «clave» la evolución sanitaria de la pandemia, que en Andalucía ha afectado a más de 12.000 personas y ha provocado más de un millar de muertes, así como lo que ocurra con otras fiestas españolas multitudinarias, como las de Valencia, Málaga o los Sanfermines de Pamplona, que se han suspendido este semana.

Un dato que avala la suspensión como tal de la Feria de Abril es que la portada de este año se usará para el año que viene. La estructura, de 38 metros de altura y 46 de anchura, recreaba el hotel regionalista Alfonso XIII y homenajeaba al viajero con motivo de los 500 años de la primera vuelta al mundo, con principio y fin en Sevilla.

Otro de los objetivos de esa festividad alternativa es que sirva de acompañamiento a la Bienal de Flamenco, prevista entre el 4 de septiembre y el 4 de octubre y que el Ayuntamiento espera poder celebrar.

Ante la opción de celebrar una fiesta alternativa como medida de reactivación económica, el pleno municipal ha acordado pasar el día festivo fijado el 29 de abril, el miércoles de Feria, al miércoles 23 de septiembre.

Para calcular el efecto económico de la Feria, cifrado en 183 millones de euros diarios, los estudios de la Universidad de Sevilla en los que se basa el Ayuntamiento consideran que 90 millones son de impacto directo, seis de funcionamiento ordinario, 25 del impacto indirecto que se obtiene de la suma del gasto medio realizado por el visitante y 62 millones del gasto inducido.

En el sistema para fijar esas cifras se tienen en cuenta aspectos como las empresas que se encargan de la barra y la cocina de las casetas, los grupos de música que actúan a diario, el sector turístico que llena las 23.000 plazas hoteleras -hoy cerradas- así como los pagos a proveedores de bebidas y comidas.

En este sentido, empresas como González Byass venden en cada Feria de Sevilla más de medio millón de botellas, cifras similares a las de otras compañía de vino como Bodegas Barbadillo, que temen el efecto en cascada de otras ferias andaluzas previstas en primavera y verano.

La Asociación de Empresarios Feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla, por su parte, da por perdida la temporada de ferias andaluzas del 2020.

Tras la pandemia de coronavirus, hay ayuntamientos que han decidido suspender y no aplazar sus ferias, como el de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), municipio de 75.000 habitantes, que decidió no celebrar la suya de junio y destinar el presupuesto de 400.000 euros a potenciar el comercio local y las pymes.

Por el recinto que se monta cada año para la Feria de Sevilla, que ha servido de modelo para numerosas ciudades y pueblos andaluces, pasan una media de medio millón de personas al día.

Un conteo municipal de la Feria del 2019 estableció, mediante un sistema biodinámico instalado en la portada, que pasaron por ella 795.000 personas en una semana, aunque esta zona es solo una de las decenas de entradas que tiene el recinto.

Para el Ayuntamiento, la suspensión de la Feria de Abril supondrá el reintegro de 1,9 millones de euros en las tasas pagadas por las casetas y de 2,3 millones aportados a través de las tasas de los feriantes.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD