PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

A Danone se le aguan los resultados

La multinacional agroalimentaria francesa Danone cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 1.100 millones de euros, un 9,9 % menos que hace un año, debido sobre todo a la pandemia del covid-19, que afectó de forma notable a las ventas de su división de agua mineral.

Así se desprende del informe con los resultados de la compañía correspondientes a la primera mitad de 2020, publicados este jueves, que reflejan una caída de sus ingresos en términos globales del 3,6 %, hasta los 12.189 millones de euros.

Mientras que la facturación de su división especializada en “productos diarios” (sobre todo yogures y lácteos) se mantuvo en los mismos niveles que en el primer semestre de 2019 y la del área de nutrición especializada incluso creció un 1,2 %, las ventas de agua mineral se desplomaron más de un 21 %.

Los dirigentes de Danone han atribuido este descenso en la división de aguas al cierre de la hostelería y la bajada del consumo fuera del hogar, con una disminución especialmente intensa en los formatos más pequeños.

“La evolución del negocio sigue siendo difícil de predecir por la volatilidad y la incertidumbre sobre la duración, la severidad y las implicaciones de la pandemia, así como por las condiciones macroeconómicas y los cambios en los hábitos del consumidor”, reza el informe.

Los responsables de Danone, de hecho, han declinado hacer en esta ocasión una estimación sobre cómo cerrará el ejercicio la firma de origen francés, uno de los mayores “gigantes” a escala global de la industria alimentaria.

Han explicado que el primer trimestre terminó con un repunte de ventas del 3,7 % al que siguió un retroceso en el segundo del 5,7 %, golpeadas sobre todo “por la expansión de la covid-19 a otras regiones, fundamentalmente en América Latina”.

De hecho, los datos de ventas por zonas geográficas revelan que el descenso fue notablemente más moderado en Europa y Norteamérica (-0,4 %) que en el resto del mundo (-7,4 %).