‘A Iberdrola debería avergonzarle tener que llegar a esos extremos para sacar adelante un proyecto’

‘A Iberdrola debería avergonzarle tener que llegar a esos extremos para sacar adelante un proyecto’

16 octubre, 2019
|
Actualizado: 16 octubre, 2019 12:08
|

La exedil de IU en Arcos de la Frontera (Cádiz) Arantxa Azcúnaga pide a los tribunales que «lleguen hasta donde tengan que llegar» para investigar si ella, como otras personas que se opusieron a la construcción de una central térmica de Iberdrola en la localidad, fue espiada por el excomisario José Manuel Villarejo.

Arantxa Azcúnaga ha hecho esta reclamación en un rueda de prensa después de que MONCOLA.COM y El Confidencial revelaran supuestos espionajes que Villarejo habría llevado a cabo por encargo de Iberdrola.

Entre ellos los de esta exconcejal de IU que fue una de las personas que en 2003 ejerció una fuerte labor de oposición al proyecto de instalación de la central térmica de Iberdrola en Arcos, que, tras una inversión de 850 millones de euros, entró en servicio en 2005.

Arantxa Azcúnaga ha confiado en que «la labor policial y la de los juzgados sepan ir hasta el fondo de este asunto y no consentir que empresas como Iberdrola lleven políticas, a mi entender, mafiosas, porque no tiene otro nombre investigar a una persona que hizo una actividad legítima ciudadana como la que hice yo».

La exedil de IU, formación que entonces estaba en el equipo de gobierno de la localidad, dice estar segura de que ella no fue la única opositora al proyecto investigada.

En su opinión a Iberdrola debería «avergonzarle tener que llegar a esos extremos para sacar adelante un proyecto» y que «las cloacas del Estado» llegaran «a un pueblo que en ese momento no tenía ni 30.000 habitantes» para «defender los intereses de una empresa que no tiene escrúpulo ninguno en utilizar esos elementos corruptos para atacar a ciudadanos absolutamente indefensos».

La exdirigente local de IU ha recordado que las previsiones que hicieron las eléctricas «han resultado ser un error que por cierto pagamos todos los ciudadanos en el recibo de la luz».

«Se hizo una previsión totalmente errónea», ha insistido la exdirigente de IU, que ha recordado que en 2014 Iberdrola solicitó el cierre parcial de la central de ciclo combinado, aunque le fue denegado por la Junta de Andalucía.

«El daño ya está hecho, se está lanzando una cantidad brutal de CO2 a menos de un kilómetro del centro urbano de Arcos y ahora nadie responde por ello», concluyó Azcúnaga.

Arantxa Azcúnaga ha reclamado al PSOE que explique por qué cambió de opinión y dejó de oponerse a este proyecto

La central de ciclo combinado que Iberdrola de Arcos cuenta con una potencia instalada de 1.600 MW, capaces de producir 12.000 GWh anuales, lo que equivale al consumo del 30 % de la población andaluza. 

Noticias Relacionadas: