PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa.

Abengoa pierde más de 500 millones y pide 250 al ICO

Abengoa perdió el año pasado 517,5 millones de euros, lastrada por un resultado financiero negativo como consecuencia de la reestructuración de la empresa, y mejoró las pérdidas registradas en 2018, cuando ascendieron a 1.498 millones.

PUBLICIDAD

La compañía ha anunciado la revisión de su plan de negocio por la epidemia del covid-19 y ha solicitado un crédito de 250 millones de euros con garantía del ICO y nuevos avales.

Según ha anunciado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estas pérdidas se deben fundamentalmente al resultado financiero de 2019, que fue negativo, de 608 millones de euros, debido a los gastos de las transacciones relacionadas con la reestructuración de la empresa que estaba en quiebra.

El resultado financiero de 2018 fue peor, de 1.558,8 millones de euros, negativo también. Ese año las pérdidas fueron de 1.498 millones de euros, frente a los 4.278 que había ganado en 2017.

PUBLICIDAD

Estas pérdidas se han registrado a pesar del ebitda -resultado antes de intereses, tasas, depreciaciones y amortizaciones- que ascendió a 300 millones de euros, un 59 % más que en el ejercicio anterior; y a pesar de que la cifra de negocio creció un 14,6 por ciento, hasta los 1.493 millones de euros.

Según la compañía, el incremento de ebitda se debió principalmente a la puesta en operación del proyecto A3T (de México), a la reducción de gastos generales y a 40 millones de euros de impacto positivo por el acuerdo alcanzado en la disputa del proyecto Dead Sea Works en Israel.

En el mismo día en el que ha presentado sus resultados de 2019, Abengoa ha anunciado que actualiza su plan de viabilidad que lanzó el año pasado, por la pandemia.

El nuevo plan pasa por la solicitud de una línea de liquidez de 250 millones de euros y un plazo de cinco años, con garantía del ICO, además de nuevos avales con garantía del CESCE por 300 millones de euros para cubrir las necesidades del negocio hasta finales de 2021.

PUBLICIDAD

Asimismo, quiere llegar a acuerdos con proveedores y otros acreedores con deuda vencida; y ha solicitado la modificación de determinadas condiciones de deuda con acreedores financieros, que puedan implicar quitas y capitalizaciones de deuda.

Abengoa informó el pasado marzo a la CNMV de que no podía presentar sus cuentas de 2019 dentro del plazo legal establecido por la falta de un informe sobre su participación en Abengoa Abenewco 2, una de las sociedades utilizadas para vehicular la reestructuración de su deuda financiera firmada en abril de 2019.