PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El Ministro de Fomento, Íñigo dela SernaEl Ministro de Fomento, Íñigo dela Serna./EFE

Adif y Renfe, Ineco, Aena y Puertos sacaron dinero del Popular antes de la quiebra

Adif, Ineco, Renfe, Aena y Puertos del Estado, todas ellas dependientes del Ministerio de Fomento, retiraron liquidez de Banco Popular antes de la quiebra de la entidad financiera. Íñigo de la Serna desvincula estos movimientos de la intervención de la entidad.

PUBLICIDAD

El ministro de Fomento ha asegurado que la retirada de fondos del Popular por parte de empresas pertenecientes a Fomento no estuvo motivada por la crisis que atravesaba la entidad financiera. «En algunos casos se ha producido y en otros no, pero dentro de la operativa financiera normal de las empresas», ha indicado De la Serna. Estas empresas se sumaron así a los movimientos de CC AA y Ayuntamientos que también sacaron dinero del Popular ante un posible rescate.

El titular de Fomento, de visita esta mañana en León para comprobar el proyecto de integración ferroviario de la ciudad, ha responsabilizado de estas operaciones a los diferentes directores financieros de dichas empresas. «Toman decisiones en el ámbito financiero todos los días en relación a la colocación de depósitos y de fondos de una manera absolutamente independiente y mirando siempre el beneficio de la propia empresa«, ha asegurado el titular de Fomento.

La retirada de dinero se produjo días después de que el Gobierno, por medio de Luis de Guindos y del portavoz Íñigo Méndez de Vigo, asegurasen que Banco Popular era una «entidad solvente». El ministro ha recalcado que, en todo caso, estas operaciones se enmarcan dentro de la operativa financiera que realizan estas empresas.

PUBLICIDAD

Según el BCE, las salidas de depósitos y de clientes provocaron una fuerte tensión de liquidez en la empresa, teniendo que acogerse al Mecanismo de Resolución.

«Estas decisiones se toman siempre en el ámbito de los directores financieros, que no de los presidentes de las empresas, y mucho menos en los ámbitos superiores del Ministerio», ha precisado. «Son operaciones habituales que se hacen todos los días con todas las entidades financieras y que en ningún caso tienen relación con lo sucedido con posterioridad», ha zanjado el ministro.