PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El fundador de Amazon, Jeff BezosEl fundador de Amazon, Jeff Bezos, uno de los hombres más ricos del mundo que ha aumentado su fortuna con la crisis del coronavirus. / EFE

Amazon no deja de crecer con la crisis sanitaria y contrata 75.000 empleados más en EEUU

Desde que empezaron a decretarse órdenes de confinamiento en todo el mundo para hacer frente a la pandemia del coronavirus, el comercio por internet se ha disparado, y Amazon, líder destacado del sector, ha sido una de las firmas más beneficiadas

El negocio de la plataforma de comercio electrónico Amazon sigue creciendo en tiempos de la pandemia de COVID-19, y la empresa anunció este lunes la contratación de 75.000 personas en Estados Unidos, que se suman a las 100.000 que ya ha incorporado desde el inicio de la crisis.

La firma con sede en Seattle ( EE.UU.) reveló hoy que ya ha completado la contratación de las 100.000 nuevas personas anunciada el pasado 16 de marzo, y que ahora se dispone a incrementar la plantilla con todavía más empleados para sus almacenes y personal de reparto.

Desde que numerosos gobiernos y organismos locales de todo el mundo empezaron a decretar órdenes de confinamiento para hacer frente a la pandemia del coronavirus, el comercio por internet se ha disparado, y Amazon, líder destacado del sector, ha sido una de las firmas más beneficiadas.

En marzo, la empresa que dirige Jeff Bezos también incrementó el salario mínimo por hora que paga a los empleados en varios países del mundo, que por ejemplo en Estados Unidos pasó a ser de 17 dólares por hora (hasta entonces lo era de 15).

Todo ello ha hecho que Amazon tenga que destinar una partida extra de 500 millones de dólares para pagar a los nuevos empleados y hacer frente a los incrementos salariales del conjunto de la plantilla.

En paralelo al incremento histórico de volumen de negocio de estos días, la empresa ha sido el blanco de críticas por parte de empleados y políticos que consideran que, pese a estarse beneficiando de la pandemia, no está haciendo lo suficiente para garantizar la seguridad y buena salud de sus trabajadores, quienes siguen acudiendo a sus puestos de trabajo en muchos casos, aseguran, sin las necesarias medidas de prevención.

Ante ello, a finales de marzo, Amazon empezó a tomar la temperatura a empleados de algunos de sus almacenes en EE.UU. para evitar posibles contagios de COVID-19, una medida que ahora asegura que ya se ha extendido a todo el país, y la empresa también indicó que ha proveído a los trabajadores con mascarillas y otro material protector.