Las transferencias bancarias en la UE tardarán solo diez segundos

Las transferencias bancarias en la UE tardarán solo diez segundos

15 noviembre, 2017
|
Actualizado: 15 noviembre, 2017 8:30
|

La UE se ha propuesto implementar la Unión Bancaria. A partir del 21 de noviembre, los clientes de 580 bancos podrán transferir el dinero en tan solo 10 segundos de un país a otro, cuando de media se tarda más un día en cuentas del mismo país y más de dos días si es transnacional.

De momento, existen restricciones en el movimiento de capitales a través de esta autopista financiera. La limitación estará en 15.000 euros por operación y es necesario, como hasta ahora, conocer el IBAN para identificar el número de cuenta. Estas transferencias se encaminan, una vez más, a retirar el efectivo en circulación y uno de los objetivos de la banca a medio y largo plazo, ya que se podrán hacer desde cualquier dispositivo.

Esta iniciativa solo se podrá usar en la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA, por sus siglas en inglés), está liderada por el Consejo de Pagos Europeo (European Payments Council) y apoyada por la Comisión Europea, los gobiernos y los bancos centrales de varios países europeos. Esta integrada por la mayoría de los bancos de los 27 países miembros de la Unión Europea, junto con Liechtenstein, Islandia, Noruega, Suiza y Mónaco, en total 580 entidades financieras.

Esta modalidad de transferencias modifican sustancialmente las transferencias nacionales e incluso el nombre de las habituales domiciliaciones, llamadas ahora «adeudos directos», y se mantendrán las actuales tarjetas bancarias. La implantación del IBAN se realizó en base a este nuevo proyecto dentro de la Unión Bancaria. En España participarán la mayoría de entidades de crédito, hasta un total de 150 firmas.

Según Cinco Días, la implementación de estas transferencias se terminará en 2018 para todos los países, pero llegará ya a España el próximo 21 de noviembre, momento en el que hacer una trasferencia tan sólo se tardará 10 segundos, casi en tiempo real, una plataforma que tratará de reducir el dinero en efectivo en circulación. Eso sí, conllevará un coste de 0,2 euros para los bancos y se espera que llegue incluso a los 0,5 euros. El banco podrá asumir o bien el coste o bien cobrar una comisión al cliente. De momento, la banca española no impondrá un nuevo cargo a los clientes.

Para que un emisor de recibos pueda cargar en cuenta de un cliente, necesita su autorización expresa (no cambian los que ya estaban autorizados antes). La devolución de los adeudos se somete a la normativa de servicios de pago (máximo de 13 meses para solicitar rectificación de operaciones incorrectas o no autorizadas; 8 semanas para devolver recibos autorizados cuando el importe supere el que el ordenante podía esperar razonablemente; 10 días hábiles para que la entidad devuelva los cargos o rechace la devolución).

Con la entrada en vigor y el avance en la implantación de la SEPA y la normativa asociada, los clientes de las entidades bancarias se benefician de unos procedimientos bancarios de pago más seguros e iguales para operaciones entre los países adheridos, evitando la burocracia que antaño era necesaria al hacer pagos y transferencias internacionales.

.
Noticias Relacionadas: