PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Los altos ejecutivos tienen ahora su espacio en el afterwork

El auge del networking para altos ejecutivos

La crisis económica pasada, la inestabilidad geopolítica latente, la democratización y el acceso a internet y la necesidad de oxigenar cada vez más sus contactos hace que los altos ejecutivos están ahora abiertos a propuestas de networking.

PUBLICIDAD

La red de negocio WOMMs nació hace 10 años para completar lo que les faltaba a muchos altos ejecutivos: tener acceso offline a otros altos ejecutivos de otras empresas o de otros sectores. Un alto ejecutivo es más aislado de lo que se puede pensar y necesita a la vez intercambiar con otros altos ejecutivos pero en un ambiente a la vez informal y discreto. Las personas influyentes en una empresa no van a un afterwork para encontrarse con… toda la empresa. A cada uno le gusta tener su jardín secreto de contactos, de oportunidades, de ocio también.

WOMMs es un club totalmente privado que ni siquiera tiene página Facebook o LinkedIn. «Es un club privado transversal. Los miembros no pueden interconectar entre ellos online y la mayoría ni siquiera quiere aparecer en cualquier lista como lo están proponiendo las redes online existentes», afirma Philippe Chevassus, fundador de WOMMs, empresario residente en España desde hace 20 años. El boca a boca lo hace todo, de hecho, WOMMs es el acrónimo de Word of Mouth Marketing.

Los eventos se organizan en sitios de prestigio como las embajadas o monumentos. A veces también hacen eventos en pequeño comité en las Suites Presidenciales de unos hoteles. Cada evento reúne entre 200 y 300 personas (salvo en verano). Los registrados no saben dónde se desarrolla el evento hasta 40 horas antes. Entonces reciben un SMS con la dirección del lugar y las condiciones de acceso.

PUBLICIDAD

WOMMs se lanza ahora en Valencia el 14 de septiembre en un 5* y vuelve a hacerse en Barcelona y París en noviembre y diciembre. Los últimos WOMMs en París eran en la primera planta de la Torre Eiffel y en la casa del Embajador de París. «Respondemos a una problemática real. Hacer contactos offline con eficacia y al mismo tiempo pasarlo bien.»