Programas del sabado
El 'banco malo' perdió 663 millones de euros en 2016

El 'banco malo' perdió 663 millones de euros en 2016

30 marzo, 2017
|
Actualizado: 30 marzo, 2017 17:53
|
PUBLICIDAD

La Sareb, conocido como el ‘banco malo’ de capital mixto público (45% dle FROB) y privado, perdió 663 millones de euros en 2016, aunque su presidente, Jaime Echegoyen, está satisfecho, porque ingresó 3.923 millones.

La Sociedad de Gestión de Activos, Sareb, conocido como el ‘banco malo’ porque muchas entidades financieras trasladaron a su balance parte de sus activos tóxicos inmobiliarios, registró en 2016 unas pérdidas de 663 millones de euros, debido a la venta de activos en minusvalía y a los elevados costes del mantenimiento de las carteras, aunque logró ingresar 3.923 millones de euros.
Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, que ha recordado que la entidad obtuvo el año pasado unas ganancias de 330.000 euros, aunque ambos resultados no son comparables pues esas cuentas han sido reformuladas tras los cambios contables, primero la Circular Contable del Banco de España y después, en diciembre, el real decreto que la modificó.
El citado real decreto aprobado en diciembre permitió a la sociedad aflorar unas minusvalías latentes que acumulaba en su cartera y que, a cierre de 2016, sumaban 3.389 millones de euros.

Préstamos sin garantías

Esa cartera incluye algunos activos que fueron adquiridos por encima de su valor actual de mercado y con escasa capacidad de revalorización en el futuro, como es el caso de los préstamos sin garantías, explica Sareb.
Ahora, tras el real decreto, la entidad ya no tiene que provisionar toda la cartera contra la cuenta de resultados, sino solo lo que vaya vendiendo, con lo que en cierta forma «recupera» recursos propios, que a cierre de 2016 sumaban 4.049 millones de euros.
Para Echegoyen, eso significa que Sareb «cuenta con la fortaleza patrimonial suficiente para continuar con su labor desinversora hasta el final de su mandato, en 2027».

Ventas con minusvalías

En 2016, Sareb vendió más activos en minusvalía (sin capacidad de revalorización) que el año anterior, lo que hizo que sus márgenes de negocio, pese a ser positivos, fueran inferiores a los de 2015.
En el caso del margen bruto, el recorte fue del 46 %, hasta los 664 millones de euros, lo que condicionó el resultado del ejercicio, además de los citados costes financieros y de gestión, que en total sumaron 683 millones.
Gracias a los ingresos obtenidos, de casi 4.000 millones y que crecieron un 1 %, la entidad pudo cancelar 2.170 millones de euros de la deuda emitida para pagar los activos emitidos con el aval del Estado, con lo que ya ha repagado 10.000 millones en deuda desde su nacimiento hace cuatro años.

Préstamos al promotor

La principal fuente de ingresos en 2016 fue la cartera de préstamos al promotor, con la que obtuvieron 2.846 millones de euros, explicó Echegoyen.
En cuanto al negocio inmobiliario, la sociedad ingresó en 2016 1.050 millones gracias a la actividad de los «servicers» y a las campañas comerciales de obra nueva, segunda mano, viviendas en la costa y suelos, que generaron unos ingresos de 220 millones, un 85 % más.
Por su parte, el número de viviendas destinadas al alquiler creció un 20 % y alcanzó las 4.558 unidades.

Venta de 14.000 inmuebles

Sareb vendió 14.000 inmuebles el año pasado entre residencial, suelo y terciario, un 25 % más, en el primer ejercicio completo de gestión conjunta con los cuatro «servicers» con los que trabaja (Altamira, Haya, Servihabitat y Solvia).
De cara al futuro, Sareb intentará profundizar en esa estrategia con un plan de finalización de obras paradas y promoción de nuevos suelos con el que tiene el objetivo de vender unas 1.500 viviendas al año hasta el fin de su mandato.
Según explicó Echegoyen a modo de conclusión, Sareb está cumpliendo con el mandato que se le hizo hace cuatro años, y de momento ha repagado el 19 % de la deuda y reducido su balance en un 21 % y lo seguirán haciendo.
Preguntado por si cree que la entidad llegará a obtener rentabilidad en un futuro, dejó claro que sí, aunque no la que se anunció al principio de su creación, del 14 %.
En cuanto al proyecto de banco malo europeo, explicó que en principio «es una buena idea» aunque «no muy realista» teniendo en cuenta la cantidad de dificultades que tendría que vencer.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD