El consejo del Banco Popular analiza las ofertas de compra

El consejo del Banco Popular analiza las ofertas de compra

29 mayo, 2017
|
Actualizado: 29 mayo, 2017 8:34
|

El consejo de administración del Banco Popular analiza esta semana las ofertas de compra presentadas por varios bancos españoles de forma voluntaria y no vinculante.

La entidad dará visibilidad a su futuro el próximo 10 de junio, pero antes el consejo se reúne para presentar una propuesta a los accionistas. Será el próximo miércoles y se trata de una reunión ordinaria, pero no hay un orden día fijo establecido y por tanto no se descarta que se aborde su probable fusión o incluso una ampliación de capital junto con una mayor intensidad de las desinversiones en activos no estratégicos. Los expertos consultados por Intereconomía.com consideran que hay que estar alejado del valor y ver el toro desde la barrera, ante la posibilidad de que el precio de compra sea de derribo, es decir, cerca de los 0,5 euros por acción.

El 10 de junio es la fecha límite para buscar para encontrar inversores que puedan comprar el Banco Popular. De momento existirían ofertas del Santander, Bankia y BBVA, aunque ninguna de ellas ha sido aceptada por la entidad financiera presidida por Emilio Saracho a la espera de un profundo análisis de las mismas. Asimismo, los accionistas latinoamericanos estarían maniobrando para hacerse con la entidad en una hipotética ampliación de capital, una pinza latina liderada por la familia mexicana Del Valle. Bankia, no obstante, aún tiene que cumplir una serie de estrictos requisitos para iniciar una operación sobre el Popular, como la imposibilidad de realizar compra alguna hasta enero de 2018, o que tiene que tener una ratio importante de capital. No obstante, el ministro de Economía, Luis de Guindos, la postuló como una compradora.

No obstante, tanto una venta total o parcial como la ampliación podrían prorrogarse en el tiempo, ya que las entidades financieras aún estudian el balance para poder concretar un precio, que rondaría entre los 3.000 y los 8.000 millones de euros.

Cabe recordar el problema que está teniendo Banco Popular en sus productos de más riesgo de renta fija, los «cocos«, cuyos intereses cuestan al año 120 millones de euros. Los bonistas registran pérdidas potenciales de entre el 25% y el 34%, mientras que los intereses se han disparado en los mercados secundarios. Esta es una de las cuestiones que evalúan también las entidades financieras interesadas en comprar el Banco Popular.

Cabe destacar también que la venta de negocios como TotalBank en EE UU o WiZink reportaría unos buenos ingresos para elevar los ratios de solvencia, que superan el mínimo requerido. La ratio CET1 se sitúa en el 11,91%, mientras que BCE y la EBA piden un 11,375%. El principal problema de la entidad financiera es su exposición al ladrillo. Según Moody’s, el Popular no se beneficiaría de un incremento del 4,7% anual en el precio de la vivienda hasta 2019, ya que no tendría tiempo para llevar a cabo una nueva reestructuración.

.
Noticias Relacionadas: