Banco Popular iba a anunciar una ampliación de capital 6 días después de su resolución

Banco Popular iba a anunciar una ampliación de capital 6 días después de su resolución

19 enero, 2018
|
Actualizado: 19 enero, 2018 8:52
|

La resolución de Banco Popular continúa siendo una de las operaciones más opacas de los últimos tiempos. No se facilita toda la documentación y hay casi un centenar de demandas ante el TJUE.
Poco menos de un mes antes de la polémica resolución y posterior venta a Banco Santander por el precio de un euro simbólico, ocurrida en la noche del 6 al 7 de junio del 2017, Miguel Ángel Moral, secretario técnico de Banco Popular, y Ángel Ron, ex presidente de la entidad financiera, se reunieron en casa de un ex ministro para tratar de encontrar una solución. El encuentro fue orquestado por Emilio Saracho, último presidente de Popular antes de su resolución, pero no acudió al encuentro.
La casa del ex ministro fue calificada como un territorio «neutral». El encuentro, ocurrido el pasado 11 de mayo, se centró en la petición de silencio tanto a Ron como a su esposa. Moral afirmó entonces que Saracho tenía la determinación de vender la entidad financiera.
“Saracho quería silencio para ejecutar su plan, que consistía en hacer una operación barata. Sin embargo, vio que la venta se complicaba con la caída de la liquidez. Y eso generaba otro problema adicional, ya que para realizar la ampliación necesitaba bajar el precio de la acción. Pero con la caída del valor en Bolsa, los depósitos peligraban”, han asegurado fuentes conocedoras de las conversaciones a El Independiente.
Tras el fallido intento de venta, se planeó entonces la opción de la ampliación de capital. «Barclays y Deustche Bank llegaron a garantizar 2.000 millones de euros, cada uno, al tiempo que Antonio del Valle -miembro de la llamada pinza latina– se prepararon para respaldar la operación». No obstante, las noticias aparecidas en medios precipitaron la salida de depósitos, agotando la liquidez de la entidad financiera y acortando de forma drástica los plazos ideados por Saracho. «Estaba previsto anunciar una ampliación del día 12 de junio, pero la noche del 6 el banco fue liquidado», han señalado las mismas fuentes.
“Santander, que días antes de la intervención había manifestado de modo informal su interés en hacerse con Popular por pocos miles de millones, retiró su oferta», según las mismas fuentes. Antes, BBVA había ofrecido 5.500 millones por el Popular, pero Ron decidió rechazarla ya que consideraba que el banco valía más.
Saracho fue acusado por Ron por sus polémicas declaraciones desde que tomara las riendas de la entidad. En un primer lugar, el 10 de abril, afirmó que estudiaba una ampliación de capital sin decir ni montante, ni fecha ni el objetivo de la misma, lo que provocó una fuerte caída en el precio de las acciones. De hecho, la inacción de Saracho cobró más sentido con las declaraciones de Ron una vez quebrada la entidad: «Saracho conseguía tirar sistemáticamene la acción con sus comunicaciones. Descarto que quisiese que la acción valiese cero, pero claramente quería bajar su precio».

Noticias Relacionadas: