Banco Popular sigue sin aclarar el futuro: no hay preparada ampliación de capital

Banco Popular sigue sin aclarar el futuro: no hay preparada ampliación de capital

05 mayo, 2017
|
Actualizado: 05 mayo, 2017 13:32
|

Banco Popular insiste en no aclarar el futuro de la entidad financiera. El consejero delegado del Banco Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín, no ha dado ninguna pista al mercado y afirma que no hay preparada ninguna ampliación de capital.

En contra del consenso del mercado, el Popular no ha arrojado luz sobre su futuro en un día en el que ha presentado unas pérdidas de 137 millones entre enero y marzo tras aumentar las provisiones en casi 500 millones de euros. En este sentido, ha afirmado que si no hay provisiones extraordinarias, el 2017 cerrará con beneficios.

Sánchez-Asiaín ha hecho esta consideración durante su primera presentación de resultados, en la que ha precisado que hasta que la entidad no termine de analizar la situación del negocio inmobiliario, no dará a conocer la «estrategia de futuro» que necesita la entidad, que tal y como ha dicho, no tiene preparada «en el horizonte» una ampliación de capital. No obstante, ha matizado que no la ha descartado. «Es una posible alternativa», y «muchos inversores nos preguntan por ella», más después de que el Popular no descartara acometer la ampliación.

La falta de confianza, el principal problema del Popular

Durante la rueda de prensa, ha reconocido que «el mayor problema del Popular es la falta de confianza«, que está relacionada con que hace unos meses se presentó un plan de negocio y una ampliación de capital que se ha visto que no fue suficiente, y «si se dicen cosas que luego no se cumplen, se genera desconfianza».

Y lo que no quiere ahora el banco «es crear expectativas que no se pueden cumplir», ha dicho el «número dos» de la entidad, que ha precisado que el banco está analizando más de 40.000 activos improductivos, y que hasta que no se tenga un diagnostico al respecto no podrá decir si necesita más capital y la estrategia final a seguir, algo que, no obstante, se podría conocer «hacia verano».

«No queremos dar datos de antemano porque minaría el intento de generar confianza», ha insistido el consejero delegado, que respecto a la venta de los activos improductivos, que entre enero y marzo han alcanzado unos 500 millones de euros, ha dicho que para el conjunto del año, el objetivo es repetir este volumen cada trimestre y si, además, se produce una venta «ancla», es decir, más voluminosa, «mucho mejor».

El consejero delegado ha explicado que pese a las pérdidas de 137 millones registradas en el primer trimestre, la actividad del negocio principal del Popular «nos anima, porque refuerza el valor de la franquicia».

«Tenemos un banco con un posicionamiento muy bueno, sobre todo, en pymes», pero a la vez, un volumen de activos improductivos muy importante, que aunque «se ha tardado en segregar, se está gestionando», ha dicho Sánchez-Asiaín.

En su intervención, el consejero delegado, que ha asegurado que por el momento, el proyecto Sunrise está descartado, ha sido también preguntado por el objetivo de deshacerse de los activos no estratégicos. En este sentido, y ante los analistas, ha dicho que no venderán cualquier activo «de forma indiscriminada».

«Próximamente anunciaremos algún progreso«, ha estimado el consejero delegado, que preguntado por si la unidad de tarjetas de crédito WiZink está en venta, ha manifestado que «a un precio adecuado», estarían dispuestos a deshacerse de ella.

.
Noticias Relacionadas: