Banco Santander gana 6.619 millones, un 6,7% más, y bate previsiones

Banco Santander gana 6.619 millones, un 6,7% más, y bate previsiones

31 enero, 2018
|
Actualizado: 31 enero, 2018 7:56
|

El Banco Santander ha cerrado el 2017 con un beneficio neto atribuido de 6.619 millones de euros, un 6,7% más respecto al pasado año. La entidad presidida por Ana Botín ha batido las previsiones y sube con fuerza en el IBEX 35.
Según ha comunicado este miércoles Banco Santander a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el margen de intereses se ha incrementado en un 10,3% en el año respecto al pasado ejercicio, hasta alcanzar los 34.296 millones de euros, mientras que el margen bruto sube al mismo ritmo a cierre de 2017 frente a la misma fecha del pasado 2016, hasta un total de 48.392 millones. El margen neto sube un 11,9%, hasta alcanzar los 25.473 millones.
Las cifras de beneficio superan a las estimadas por los analistas de Bloomberg, que auguraban 6.450 millones de euros. Santander ha obtenido un 2,6% más de lo estimado.
La presidenta del Santander, Ana Botín, ha señalado que «2017 ha sido, una vez más, un muy buen año y los resultados que anunciamos hoy muestran la fortaleza de nuestra dimensión y diversificación». Asimismo, ha asegurado que cumplirá todos los objetivos previstos. «A futuro, vemos muchas oportunidades de crecimiento orgánico acompañando a nuestros 133 millones de clientes. En 2018, prevemos crecimiento en todos nuestros mercados principales. Invertiremos aún más en plataformas digitales globales para dar mejor servicio a más clientes y de una manera más eficiente», ha añadido.
El beneficio ordinario atribuido por acción sube un 7,8%, hasta los 0,463 euros, con un ROE del 7,14%. En cuanto a los niveles de solvencia, el CET1 fully-loaded sube al 10,84%, mientras que el CET1 phased-in  alcanza el 12,26%. El ratio de morosidad, contando el Popular, alcanza el 4,08%, con una ratio de cobertura del 65,2%. Sin Banco Popular, la morosidad de Banco Santander apenas supera el 3%.
Asimismo, Santander supera los cuatro millones de accionistas, un 2,6% más que en 2016, según la entidad financiera. En concreto tiene 4.029.630 inversores. El número de empleados sube un 7,3% y alcanza los 202.251, al tiempo que incrementa el número de oficinas hasta las 13.697, un 11,9% más respecto al cierre de 2016. Los ingresos por comisiones alcanzan los 2.913 millones de euros en el cuarto trimestre del año, y suben un 13,9% a lo largo de todo el ejercicio, hasta los 11.597 millones.
Según ha explicado en su cuenta de resultados, los costes de explotación suben, pero a un ritmo inferior respecto a los ingresos, «lo que permitió un incremento del margen neto del 12%».
En el cuarto trimestre ha registrado un beneficio de 1.542 millones de euros, un 4% menos respecto al mismo período del pasado 2016, tras apuntarse un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 382 millones. El beneficio ordinario antes de impuestos en el trimestre aumentó un 19%, hasta 3.375 millones de euros.
El crédito aumentó un 7,4% y alcanzó los 848.914 millones de euros, en tanto que la morosidad subió hasta el 4,08% de la cartera total frente al 3,93% de 2016, con un ratio de cobertura del 65,2%, frente al 73,8% anterior, explica la nota. Los depósitos de la clientela se elevaron un 12,5%, hasta 777.730 millones de euros, al tiempo que los activos totales alcanzaron los 1.444 millones tras crecer el 7,9%.
La entidad cerró el pasado ejercicio con 17,3 millones de clientes vinculados, que son los que consideran al Santander como banco principal, en tanto que los clientes digitales aumentaron un 21% y alcanzaron los 25,4 millones (sin el Popular).

73 millones extra por la bajada de impuestos y las medidas fiscales de Donald Trump

En cuanto al desglose de los cargos extraordinarios, el banco presidido por Ana Botín ha realizado una provisión de 752 millones de euros en el cuarto trimestre de 2017 por la revisión del valor de su participación en Santander Consumer USA (SCUSA), que compensó en parte las plusvalías de 297 millones obtenidas con la venta de Allfunds Bank y otros 73 millones por la reforma fiscal en EE UU.
Todo ello arrojó un saldo neto de plusvalías y saneamientos de 382 millones sólo en el cuarto trimestre y de 897 millones en todo el año, sin los cuales el beneficio atribuido ordinario hubiera crecido un 14 % y alcanzado los 7.516 millones, ha añadido la entidad.

Banco Santander en Brasil dispara sus clientes en un 34%, hasta los 8,4 millones


El beneficio de Banco Santander en 2017 por países
Brasil se ha posicionado como principal mercado a cierre del ejercicio. Alcanza los 8,4 millones de clientes, un 34% más respecto a 2016, y baja la morosidad al 5,29%. Los clientes vinculados ascienden hasta los 4,2 millones. El margen de intereses en Brasil se dispara un 17,3%, hasta los 10.078 millones de euros a cierre del ejercicio. Respecto al cuarto trimestre, este mismo dato sube casi un 3%, hasta los 2.530 millones.
Los ingresos por comisiones aumentan en un 16,2%, hasta un total de 3.640 millones a cierre del año, y un 9,3% en el último trimestre, hasta los 929 millones. Como resultado, el beneficio atribuido en Brasil se dispara un 33,7%, hasta los 2.544 millones.
En España, cuenta con casi dos millones de clientes vinculados, y 3,2 millones digitales, medio millón más respecto al pasado 2016. La ratio de mora cae al 4,72%, frente al 5,41% que registró hace un año. El beneficio atribuido en este país alcanza los 1.180 millones de euros, un ascenso del 46,4%, mientras sube el beneficio atribuido ordinario en un 15,4%, hasta los 1.180 millones. Los ingresos por comisiones ascienden más de un 16%, hasta los 2.067 millones, mientras baja el margen de intereses en un 5,5%, hasta superar los 2.900 millones.
Según ha explicado la entidad financiera, Banco Santander continúa avanzando en la transformación digital, mientras aumenta el crecimiento de cuota de mercado en hipotecas y empresas. Asimismo, son «líderes del mercado en pago por móvil y en GCB». En el trimestre, impacto de la contribución al FGD y mayores costes (perímetro por integración de TPV y depreciación de hardware).

Botín cree que no se dan las condiciones para futuras fusiones transfronterizas en Europa

A juicio de Botín, aún no se dan las condiciones para abordar este tipo de fusiones. Para ello, debe existir un fondo común de depósitos. «De momento y hasta que no tengamos un euro totalmente transferible de norte a sur entre todos los países europeos y un sistema de garantía de depósitos común es difícil que se produzcan adquisiciones transfronterizas», explicó Botín, que también se refirió a este asunto en su explicación previa ante los analistas.
Y para que el Santander participe en alguno de estos procesos de compra tiene que darse, además, otras dos condiciones: que el precio sea interesante y que los bancos más grandes no estén tan penalizados como actualmente. «Hay bastantes temas que arreglar para que al menos nosotros empecemos a considerarlo, y de momento no lo consideramos», insistió.
A pesar de que se mostró «muy a favor» de operar en otros mercados, la presidenta del Santander explicó que de momento prefieren hacer «transacciones» en los mercados en los que ya tienen presencia. Sin embargo, no excluyó que se produzcan «oportunidades» de la mano de su filial «online», Openbank, que «podría decidir ir a otros mercados europeos» tras la transformación acometida hace seis meses para su relanzamiento.
Ahora, es un banco que «está preparado, tiene un millón de clientes y ofrece todos los productos» y tras la transformación de su sistema de «corebanking» podrá empezar a operar rápidamente en otros mercados «y no sólo europeos», ha indicado Botín.

El 41% de los clientes de Banco Santander en España son digitales

«Tenemos una marca muy sólida y en ella concentraremos nuestros esfuerzos de momento», aseguró. Openbank «tiene ahora todos los productos y servicios de un banco tradicional y tenemos planes de llevarlo a otros países», dijo. El 41% de los clientes activos que la entidad tiene actualmente en España son digitales y «son dos veces más rentables que los no digitales», explicó la presidenta.
En 2017, Santander pasó de 4.050 a 10.326 millones de euros en transacciones digitales, y logró hacer el 31% de todas sus ventas por esta vía, al tiempo que rebajó un 22% los costes de transacción por cada 1.000 euros.
La tecnología nos permite trabajar juntos en distintos países y sacar productos más rápido, y «no hay ninguna razón» para que un banco como Santander no esté ahí, con su oferta de «marca, confianza y solidez», ha afirmado.
Preguntada por la posibilidad de que se produzcan más fusiones en el sector bancario español, explicó que hay otros países europeos que tienen mucho más trabajo por hacer en este sentido. «Lo importante es tener un mercado competitivo» donde los clientes tengan opciones, dijo Botín, que puso como ejemplo que en España el precio medio de una hipoteca es la mitad que en la UE.

Noticias Relacionadas: