Banco Santander capta 1.250 millones en bonos para su colchón"anticrisis"

Banco Santander capta 1.250 millones en bonos para su colchón"anticrisis"

09 enero, 2018
|
Actualizado: 09 enero, 2018 10:30
|

El Banco Santander ha captado 1.250 millones de euros emisión de bonos senior anticrisis. No se descartaba que la operación se realizara este mismo martes, y se ha colocado a un precio muy inferior al estimado.
La cuantía y la rentabilidad que ofrecerá esta emisión se desconocen por el momento. La emisión será en euros. No es la primera emisión que realiza en este tipo deuda tras la compra de Banco Popular por el precio simbólico de un euro. La anterior se hizo en dólares australianos.
El precio de la operación, según han informado a Efe fuentes del mercado, ha sido menor que el inicialmente previsto y se ha situado en 60 puntos básicos por encima del «mid swap», el índice de referencia para este tipo de emisiones, gracias a que la demanda ha superado los 2.250 millones de euros. Estos bonos, que se ejecutarán, previsiblemente, el 17 de enero, tendrán un plazo de amortización de siete años y pagarán un cupón anual que aún no se conoce.
Las entidades colocadoras de esta emisión han sido Mediobanca, NatWest Markets, Nomura, Santander y Unicredit, aunque todavía no existen datos geográficos concretos sobre el origen de los inversores que han participado en ella.
Esta emisión de bonos senior no preferentes es una modalidad de deuda anticrisis que no cuenta como capital, aunque sí tiene capacidad de absorber pérdidas en caso de una hipotética quiebra, lo que traslada esos quebrantos a los accionistas y una parte de los inversores y evita que sea el contribuyente el que pague la factura.
La normativa europea de capital Basilea III establece que los bancos considerados sistémicos o demasiado importantes para caer, entre los que se encuentra el Santander, tengan en su balance en torno al 18 % de sus activos ponderados por riesgo (APR) en forma de deuda con capacidad de absorber pérdidas, un porcentaje que es menor para los bancos más pequeños.
La entidad financiera tenía que emitir cerca de 57.000 millones de euros antes de 2019 para cumplir con los duros requisitos de los supervisores debido a que es considerado un banco sistémico. Con la compra de Banco Popular, la cuantía se elevaba. Este tipo de deuda está comprendido entre la deuda subordinada y la sénior habitual en orden de cobro. De esta forma, se refuerza el capital para hacer frente a los gastos en caso de un shock crediticio. Antes de la crisis, los contribuyentes eran quienes pagaban los platos rotos, por lo que primero pagarán accionistas y parte de los inversores en deuda.
Según han informado a Efe fuentes del mercado, la entidad había empezado a sondear al mercado este mismo martes para emitir estos bonos. El plazo de amortización será a 7 años.  Se trata de una emisión de bonos senior no preferentes, una modalidad de deuda anticrisis que no cuenta como capital, aunque sí como deuda con capacidad para absorber pérdidas o TLAC, por sus siglas en inglés.
La normativa europea de capital Basilea III establece que los bancos considerados sistémicos o demasiado importantes para caer, entre los que se encuentra el Santander, tengan en su balance en torno al 18 % de sus activos ponderados por riesgo (APR) en forma de deuda con capacidad de absorber pérdidas, un porcentaje que es menor para los bancos más pequeños.

Noticias Relacionadas: