Programas del sabado
Bankinter no prevé entrar en más países a corto plazo tras llegar a Portugal

Bankinter no prevé entrar en más países a corto plazo tras llegar a Portugal

07 abril, 2016
|
Actualizado: 17 febrero, 2021 13:16
|
PUBLICIDAD

Lisboa, 7 abr.- La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, descartó hoy que la entidad se plantee a corto plazo entrar en nuevos mercados y consideró que primero debe consolidar su negocio en Portugal, país al que acaba de llegar.

«En este momento no está previsto comprar más cosas. Si hemos tardado en adquirir la primera operación (en el extranjero) 50 años, ahora no sé cuánto tiempo nos tomaremos, pero comprar la segunda no será algo rápido», explicó en un encuentro con periodistas en Lisboa.

Además de Dancausa, el presidente del Bankinter, Pedro Guerrero, y el responsable de su nueva división en Portugal, Carlos Brandao, participaron hoy en varios actos en Lisboa con clientes y empleados, coincidiendo con el arranque de las operaciones en suelo luso.

La consejera delegada del banco español insistió en que ésta es la primera gran operación internacional de la entidad, y avanzó que el objetivo es que el negocio en Portugal duplique su peso en los ingresos de todo el grupo en un plazo de entre dos y tres años.

«Hay que asentar y hay que hacer que Portugal haga una aportación del 15 % a los ingresos totales del banco», subrayó Dancausa, quien apuntó que actualmente ya representa el 8 %.

Bankinter entró en el mercado luso gracias a la compra del negocio que tenía el británico Barclays, cerrada el pasado día 1 de abril por 86 millones de euros.

Con esta operación, la firma española asume el control de una cartera de crédito de 4.473 millones de euros, depósitos por valor de 2.530 millones de euros y activos fuera del balance que ascienden a 2.507 millones de euros.

Además, hereda una red de 84 sucursales, un equipo de 930 empleados y cerca de 173.000 clientes, de los cuales 19.400 son empresas, de acuerdo con las cifras facilitadas por la propia entidad.

En estos momentos, el Bankinter cuenta con una cuota de mercado del 5 % en Portugal, según su consejera delegada.

«No se trata tanto de crecer, no queremos ser el banco más grande. Pero sí el más rentable y el más eficiente», recalcó.

En suelo luso, el Bankinter se centrará en atraer «al segmento medio-alto» en clientes particulares y «a empresas medianas y grandes, sobre todo exportadoras».

Además, anunció que pretenden «incrementar la inversión y conceder créditos» a tasas de interés «competitivas», aunque recordó que el banco seguirá siendo «estricto» a la hora de conceder préstamos.

El presidente de la entidad insistió por su parte en que este desembarco de Bankinter en suelo portugués es «histórico», y avanzó que su pretensión es «crecer» como hizo en España, apostando por la innovación y la tecnología.

«La razón de estar aquí es porque tenemos confianza en Portugal (…) Es muy natural que nuestra primera salida fuera aquí y la red que compramos encaja muy bien con nuestras características», detalló Guerrero.

En este sentido, resaltó que la red de oficinas adquiridas al Barclays «no es muy grande, pero tiene buenas localizaciones, el perfil de los empleados es parecido, está dirigida a clientela (de clase) medio-alta y no es un banco tan masivo como otros».

Preguntado sobre si Portugal es un país de riesgo por tener su deuda calificada como «bono basura» todavía hoy por las tres principales agencias de notación financiera, Guerrero se mostró confiado en que su economía seguirá creciendo y en que el país mejorará en breve su calificación crediticia.

Por otra parte, la consejera delegada restó importancia a la controversia generada en Portugal por el creciente peso de España en su banca nacional, que con la llegada del Bankinter se calcula que aumentó hasta un 28 %.

«La polémica que ha salido sobre la presencia de bancos españoles en Portugal es un poco artificial, el recibimiento que hemos tenido no podía ser mejor», aseguró Dancausa, para quien la atracción de inversión extranjera es positiva para ambos países y estos procesos deben ser vistos desde una perspectiva europea.

También Guerrero dijo no entender el miedo a una «españolización» de la banca lusa en un contexto europeo, donde todas las entidades financieras están supervisadas por una misma autoridad. «Creemos que vamos a hacer una buena operación para el banco, pero también para la sociedad portuguesa», aseguró.

Además de la reciente llegada del Bankinter, también el Santander aumentó recientemente sus operaciones con la adquisición del Banif, a lo que se suma la presencia física del Banco Popular y las participaciones del Caixabank en el BPI y del Sabadell en el BCP.EFE

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD