Programas del sabado
BBVA, Lidl y la Sareb, atrapados en el caos urbanístico de un pueblo de ERC

BBVA, Lidl y la Sareb, atrapados en el caos urbanístico de un pueblo de ERC

22 noviembre, 2017
|
Actualizado: 22 noviembre, 2017 9:03
|
PUBLICIDAD

El Ayuntamiento de Ametlla de Mar, gobernado por Jordi Gaseni, de ERC y número dos de la Asociación de Municipios por la Independencia, ha puesto todo tipos de trabas para evitar que BBVA, Lidl y la Sareb puedan hacer negocio dentro de sus lindes.

El gigante de la distribución, Lidl, junto a la Sareb -conocido como «banco malo» y el BBVA han interpuesto una serie de recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por los planes urbanísticos del citado municipio tarraconense.

Lidl pretendía establecerse en esta zona, con 7.000 habitantes, pero el alcalde y su equipo de gobierno lo han impedido. En concreto, la multinacional tiene unos terrenos a las afueras del pueblo, pero no consigue los permisos para poder levantar su nueva sede comercial. Ante estas trabas municipales, la alemana ha interpuesto un recurso ante el alto tribunal catalán para poder iniciar las obras justo a la entrada del pueblo. La parcela es de su propiedad.

El Ayuntamiento ha denegado toda licencia a Lidl para construir y ejecutar su inversión, debido a que era una promesa de su programa electoral. De esta forma, no ha modificado su plan urbanístico y prohíbe edificar fuera del núcleo urbano.

El TSJC también ha admitido a trámite otro recurso de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el banco malo. En su línea, exige el fin del plan urbanístico vigente. La Sareb tiene promociones aún sin terminar fuera del núcleo urbano del municipio, e intenta ahora poder conseguir la licencia para terminarlas e iniciar su venta.

Anida Operaciones Singulares, la inmobiliaria de BBVA, junto con otras empresas del municipio han iniciado también la batalla judicial para poder desembolsar sus inversiones y ejecutar planes en la zona.

Todo ello por el caos urbanístico de Ametlla de Mar. Según fuentes municipales a Crónica Global, el caos actual se inició por las dos sentencias del Tribunal Supremo que dejaron sin efecto el último Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM), que data de 2010.

El Ayuntamiento recuperó toda la normativa de 2008 e inició en mayo la redefinición urbanística del municipio, un largo proceso que puede demorarse cuatro años. De esta forma, ERC mantendrá su programa electoral prohibiendo así conceder nuevas licencias durante la legislatura, pese a la paralización de las inversiones. Ahora será el TSJC quien decida y dé la razón a una de las partes.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD