BBVA, multado con 83 millones por una operación irregular en EE UU

BBVA, multado con 83 millones por una operación irregular en EE UU

02 enero, 2018
|
Actualizado: 02 enero, 2018 9:30
|

BBVA tendrá que pagar un total de 83 millones de euros -98 millones de dólares- por una operación irregular de su filial Compass en EE UU.
Un juez de Dallas (Texas) ha sentenciado a BBVA Compass a pagar 32 millones de euros al demandante, el promotor inmobiliario David Bagwell, y otros 17 millones a empresas vinculadas con Bagwell. El grueso de la multa, 33 millones, servirán para sufragar los daños punitivos. La sentencia no es firme y el BBVA podría recurrirla.
La demanda se inició en 2014, pero el caso se remonta más atrás, en plena crisis financiera e inmobiliaria de 2008. La entidad financiera modificó las condiciones de un préstamo concedido a tres compañías de Bagwell. La acusación presentó pruebas que incriminaba al vicepresidente de BBVA Compass, Sam Meade. Meade engañó al promotor inmobiliario reiteradamente y le hizo creer que sus créditos concedidos estaban siendo renovados. De esta forma, el promotor inmobiliario no trató de buscar financiación por otros medios.
No obstante, el propio banquero trataba de negociar en secreto la venta de esos préstamos con un descuento considerable. Tras cerrarse este acuerdo, se ejecutaron las garantías asociadas del préstamo concedido al promotor y dio lugar a la quiebra de sus empresas.
Según la prensa local, el jurado escuchó y tomó nota durante los cinco días que duró su testimonio. El fallo se produjo tras tres horas de deliberación y de forma unánime se ha considerado culpable a la filial estadounidense del BBVA.
La clave, según la acusación, se centró en los correos electrónicos enviados desde la filial al promotor inmobiliario, que han servido como prueba en el juicio. «En los correos electrónicos, dijeron que iban a empaquetar el préstamo, y fue a un amigo del CEO del banco», aseguró el abogado de Bagwell. «Creo que eso tocó la fibra sensible del jurado. Los correos electrónicos internos son el ADN de un caso civil… le permitió al jurado poner blanco sobre negro lo que el banco estaba haciendo». «El mayor problema fue explicar al jurado que se trataba de un caso de fraude, no de un caso contractual», continuó.
Bagwell, promotor de éxito durante 30 años, no fue ajeno a la crisis de 2008. La caída de la economía y del sector le sacudió como a miles de empresarios de su sector. Para tratar de parar el huracán trató de modificar las condiciones del préstamo de BBVA Compass y se le aseguró que su deuda no se vendería. Los correos electrónicos internos del banco que mostraban que Compass estaba comprando los préstamos de Bagwell con un descuento sustancial. «Pudimos mostrar y comparar públicamente lo que le decían a David Bagwell y lo que decía el banco en sus correos electrónicos internos», aseguró el letrado.
«Argumentamos que perdió las propiedades y discutimos principalmente que lo que perdió fue la oportunidad de salir de debajo de esto y tener un borrón y cuenta nueva», afirmó el abogado. «Tenía otros dos desarrollos con otros dos bancos al mismo tiempo. Y acudieron a él y le dijeron ‘Oye, necesitas mover estos préstamos’ y él fue capaz de hacerlo. El jurado pudo ver que si Compass hubiera sido honesto con David, podría haber movido los préstamos y evitado toda esta pérdida». La entidad financiera ha evitado hacer comentarios sobre esta sentencia, aunque se espera que recurran.

Noticias Relacionadas: