El beneficio neto ajustado de Repsol sube un 3,3% tras dispararse el petróleo

El beneficio neto ajustado de Repsol sube un 3,3% tras dispararse el petróleo

23 febrero, 2017
|
Actualizado: 23 febrero, 2017 8:47
|

El beneficio neto ajustado de Repsol alcanza los 1.922 millones de euros, un 3,33% más que en 2015, cuando se situó en los 1.860 millones a cierre de 2015, año que cerró con unas pérdidas de 1.398 millones de euros.
El beneficio bruto de explotación (ebitda) creció el 18 % y se situó en 4.416 millones a cierre de 2016, año en el que el petróleo se ha disparado cerca de un 100%.
La compañía cerró el ejercicio con una producción media de 690.200 barriles equivalentes de petróleo al día, un 23% más que en 2015.
Con el incremento del precio del petróleo, Repsol registró en el área de Upstream (Exploración y Producción) un resultado de 52
millones de euros, frente a las pérdidas de 925 millones del año anterior.
El beneficio neto alcanza los 1.736 millones de euros, frente a las pérdidas de 1.398 millones de 2015, año en el que realizó provisiones extraordinarias ante la posible persistencia de un escenario de precios deprimidos del crudo y del gas. En 2014 y 2015, el precio del petróleo se desplomó un 50%.
Por otro lado, Repsol ha reducido la deuda neta de la compañía en 3.790 millones de euros, un 32%, situándola al cierre del ejercicio en 8.144 millones de euros. El ratio deuda neta sobre EBITDA mejoró un 42%, hasta situarse en 1,6 veces. Al cierre del ejercicio, la liquidez de la compañía ascendía a 9.300 millones de euros.
Repsol asegura que ha mostrado «fortaleza» y «flexibilidad» por sus negocios, especialmente tras la adquisición de Talisman, y a la eficacia del programa de actuación puesto en marcha para contrarrestar la caída de los precios de las materias primas de referencia. La palabra maldita en Repsol, Talisman, cuya compra provocó un quebradero de cabeza en sus cuentas solo aparece mencionada una sola vez en todo el documento.
La compra de la canadiense disparó la deuda de Repsol hasta superar los 12.000 millones de euros, y desde entonces ha tenido que realizar ventas de activos, entre otros, para disminuirla. La petrolera canadiense costó a Repsol 10.000 millones de euros.

Repsol prevé invertir 3.600 millones en 2017

Repsol prevé invertir 3.600 millones de euros este año, un 12,5% más que en 2016 (3.200 millones), pero aún por debajo de la cifra prevista en el plan estratégico, que era de 3.900 millones para cada uno de estos dos ejercicios.
De la cifra de inversión prevista, 2.700 millones se destinarán al área de «upstream» (exploración y producción). En la actividad de «downstream» (refino y comercialización), la cifra de inversión estará en niveles similares a los de 2016.
Repsol prevé obtener un ahorro por sinergias y mayor eficiencia de 2.100 millones en 2017, con lo que adelanta en un año el objetivo fijado para 2018.
La petrolera española ingresó el año pasado 5.100 millones de euros por la venta de activos no estratégicos, cifra que supera en un 64% las desinversiones contempladas en el plan estratégico para el conjunto de los ejercicios 2016 y 2017 (3.100 millones en total).
Entre las desinversiones realizadas por Repsol destacan la venta del 10% del capital de Gas Natural Fenosa al fondo Global Infrastructure Partners (GIP) y la enajenación de los negocios de gas canalizado en España, Ecuador y Perú, y de los proyectos eólicos marinos en Reino Unido.

Noticias Relacionadas: