Borja Prado, tras cortar la luz a 160.819 familias, insiste en no pagar el bono social

Borja Prado, tras cortar la luz a 160.819 familias, insiste en no pagar el bono social

26 abril, 2017
|
Actualizado: 26 abril, 2017 13:53
|
PUBLICIDAD

El presidente de Endesa, Borja Prado, insiste en eliminar el bono social, es decir, que sea asumido por todos los contribuyentes a través de los Presupuestos Generales del Estado.

Endesa cortó la luz por impago a 160.819 familias, mientras que casi un millón de clientes están acogidos al bono social. La eléctrica solo se hace eco de la caída del número de impagos, en un 33% en 2016. Del total de las familias a las que se les cortó la luz el año pasado, 13.112 estuvieron entre dos días y una semana sin suministro, otras 10.106 familias pasaron entre una semana y un mes, mientras que entre un mes y un año alcanzó los 5.593.

Endesa ha dejado claro que solo trata de cortar la luz a las familias consideradas vulnerables por el Gobierno de Mariano Rajoy, que dejará fuera a las familias numerosas del descuento de un 25% en la factura de la luz. De esta forma, insiste en que la mejor manera de reducir la factura es bajar los impuestos.

Asimismo, ha propuesto el reparto del 100% del beneficio en dividendos, es decir, que la italiana Enel, propietaria de Endesa con un 70% del capital, recibirá cerca de los 700 millones de euros a costa de la factura cobrada a los españoles.

Por otro lado, Borja Prado ha advertido de que los «intereses cortoplacistas» en el proceso de cambio energético que se está llevando a cabo pueden poner «en riesgo la estabilidad futura del sistema». Prado, en el discurso con el que ha abierto la junta de accionistas de la compañía, que se celebra en Madrid, ha señalado que, aunque «puede ser comprensible que necesidades políticas y fiscales a corto plazo presionen en uno u otro sentido», no son aceptables los intereses cortoplacistas, y ha afirmado que Endesa «no va a entrar en ese juego».

Ha reconocido que puede haber cuestiones que requieran soluciones inmediatas, pero éstas «no deben comprometer los objetivos del futuro».  Borja Prado ha dicho que «continúan pendientes algunos desarrollos regulatorios en las distintas áreas de la actividad eléctrica, que son muy necesarios».

Entre ellos, ha citado un planteamiento «claro y responsable» del futuro de las fuentes de generación térmicas, que, ha precisado, serán claves para la seguridad y la estabilidad del sistema eléctrico y para hacer posible la transición a un futuro de cero emisiones en 2050.

También ha insistido en que hay que luchar contra el fraude eléctrico, que pone en riesgo la seguridad de los que viven próximos a instalaciones manipuladas e incrementa los costes que asumen la generalidad de los usuarios.

Asimismo, ha reclamado un marco regulatorio «adecuado y sostenible» que permita «una clara protección a todos los consumidores de energía que se encuentran en una situación de vulnerabilidad económica». En este sentido, ha dicho que Endesa seguirá prestando su apoyo a las administraciones públicas y dedicando importantes esfuerzos y recursos económicos para superar la pobreza energética, «como siempre hemos hecho».

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD