PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Andonio Brufau y Josu Jon Imaz, la cúpula directiva de RepsolAndoni Brufau y Josu Jon Imaz, la cúpula directiva de Repsol.

Brufau, presidente de Repsol: ‘El dinero público con que hoy se subvenciona el coche eléctrico va a acabar en Volkswagen, en la Mercedes o en Audi’

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha criticado este miércoles que se destine dinero público a que el sector privado desarrolle tecnologías no maduras, como el coche eléctrico, y ha dicho que en los objetivos de lucha contra el cambio climático no hay que ser mejores que Alemania porque nadie lo pide.

PUBLICIDAD

Brufau, que ha clausurado el XVI Encuentro de Energía organizado por IESE, ha apuntado que fijarse un objetivo de reducción de emisiones de más del 40 % entre 2005 y 2030, por encima del 33 % que exige la UE, supone pasar de tener que reducir 60 millones de toneladas de CO2 a 120 millones.

Ha señalado que en la consecución de objetivos hay que ir a las tecnologías maduras que están en el mercado y ha afirmado que nadie es capaz de anticipar qué tecnología habrá en 2050, como nadie pudo anticipar que en 2018 la fotovoltaica sería la tecnología del futuro.

Brufau ha añadido que esa «historia» ya se la conoce, pues ocurrió hace quince años con las renovables, cuyas consecuencias estamos pagando.

PUBLICIDAD

«Prohibiendo el motor diésel lo que se consigue es que la gente no cambie de coche, que siga con vehículos antiguos y se emita mucho más», asegura Brufau

Además, ha indicado que Alemania puede recortar más las emisiones que España porque su economía está más desarrollada, mientras que España necesita emitir más, y ha pedido sensatez política «porque es bonito decir grandes titulares, pero no es así».

Ha indicado que prohibiendo el motor diésel lo que se consigue es que la gente no cambie de coche, que siga con vehículos antiguos y se emita mucho más.

Antonio Brufau ha pedido pragmatismo y realismo «porque la factura ´-ha dicho- la acabaremos pagando todos, si lo hacemos mal», y se ha referido a la prohibición de Baleares de que circulen vehículos diésel en las islas a partir de 2025.

En este sentido, ha dicho que no se puede prohibir algo que «Europa ha normatizado» sobre la calidad de un vehículo diésel con motor Euro 6.

PUBLICIDAD

Ha criticado que se quiera prohibir el vehículo de combustión interna y al mismo tiempo, se diga que hay que subvencionar una tecnología no madura, como el vehículo eléctrico, con dinero público, que va a beneficiar a los fabricantes que lo desarrollan.

En su opinión, deberían ser esas empresas las que financiaran esa tecnología y no esperar a que el sector público lo haga.

Brufau ha dicho que se está primando una tecnología no madura con dinero público, cuando para conseguir cinco veces más con ese mismo dinero se podría ayudar a la gente a cambiar sus coches, y ha añadido que ese dinero público con que hoy se subvenciona va a acabar en Volkswagen, en la Mercedes o en Audi, que «tenían que haber invertido ellos en lugar de hacer otras cosas».