¿Burbuja inmobiliaria en Alemania?

¿Burbuja inmobiliaria en Alemania?

20 febrero, 2017
|
Actualizado: 20 febrero, 2017 15:10
|

En pocas semanas ya existen dos informes que apuntan a fuertes tensiones y que disparan las alarmas ante una burbuja inmobiliaria. Los análisis no son independientes o de firmas desconocidas, sino del Bundesbank y de Deutsche Bank.
Los precios de la vivienda en Alemania están sobrevalorados entre un 15% y un 30%, ha afirmado el banco nacional alemán, que evita hablar de burbuja inmobiliaria. A su juicio no se está creando una burbuja, según ha publicado en el último boletín mensual de febrero.
El Bundesbank analiza los precios de la vivienda en Alemania en 2016 y advierte sobre las desviaciones del valor de los inmuebles se producen sobre todo en las grandes ciudades, que son Múnich, Berlín, Fráncfort, Hamburgo, Colonia Düsseldorf y Stuttgart.
El Bundesbank destaca que el aumento de la oferta no ha sido suficiente para cubrir la fuerte demanda y por ello suben los precios, al tiempo que la deuda de los hipotecados.

Los precios se han disparado un 13,5% entre 2016 y 2015

Asimismo prevé que se siga encareciendo la vivienda en propiedad en las grandes ciudades, y que aumentará la desviación respecto al nivel que justificarían factores como la situación económica y demográfica a largo plazo. Los precios de la vivienda residencial se incrementaron un 8% en 2016, 2,5 puntos porcentuales más que en 2015.
En comparación, los precios de compra de una vivienda habían subido en Alemania entre 2010, año en el que comenzó el auge inmobiliario en el país, y 2015 una media del 6,75%. Los precios de alquiler se han incrementado en las ciudades un 4,75%, añade el Bundesbank.
La demanda de vivienda en Alemania está también en consonancia con las buenas perspectivas de ingresos de los hogares y las condiciones favorables del mercado inmobiliario.
Dado que los precios de la vivienda en los últimos tres años han subido más deprisa que los ingresos disponibles, las actuales condiciones de financiación, que son extraordinariamente favorables, descargan a los hogares al comprar una vivienda, considera el banco central de Alemania, que con frecuencia ha criticado la política monetaria actual del Banco Central Europeo (BCE) de tipos de interés muy bajos.
El precio del dinero en la zona del euro se sitúa en el 0%. El año pasado subió la oferta de vivienda en Alemania, donde se construyeron 250.000 inmuebles. La llegada de refugiados ha contribuido al aumento de las concesiones de obras para viviendas y residencias. Deutsche Bank, primer banco de Alemania, advertía recientemente en un estudio del peligro de que se cree una burbuja en el mercado inmobiliario alemán.
La llegada de los bajísimos tipos de interés, la falta de rentabilidad en la renta fija y la incertidumbre en la Bolsa ha hecho que los alemanes prefieran endeudarse a tipos mínimos, pero con un fuerte montante en el capital. Los analistas continúan mirando muy de cerca las cifras de impago y la exposición de la banca germana a estas hipotecas.
La demanda se ha disparado, en un país tradicionalmente inclinado al alquiler, por una combinación de factores como la buena situación del mercado laboral, donde la población empleada crece desde hace una década y el desempleo se encuentra en mínimos históricos.
Además, los salarios y las pensiones han crecido en los últimos ejercicios claramente por encima de la inflación, que se ha mantenido baja pese a las políticas expansivas del Banco Central Europeo (BCE).
La llegada de más de un millón de peticionarios de asilo a Alemania desde 2015 ha puesto la guinda a este coctel de elementos que están llevando a la mayoría de expertos a hablar del riesgo de recalentamiento en el mercado inmobiliario.

Noticias Relacionadas: