Programas del domingo
Cabify sube sus precios

Cabify sube sus precios

01 diciembre, 2017
|
Actualizado: 01 diciembre, 2017 10:56
|

Cabify ha anunciado este jueves, un día después de la huelga del taxi,  un aumento en la práctica totalidad de sus tarifas.

La compañía aumenta un 21% el precio en los dos primeros kilómetros de cada servicio e incrementa también, aunque en menor medida, el resto de tramos. Además, crea una tarifa especial que aumenta los precios para los momentos de más demanda. Así, el servicio Lite sumará un coste adicional a la tarifa si considera que la petición de un coche con conductor se realiza en un momento en el que hay alta demanda.

Cabify ha anunciado que baja el precio de las tarifas mínimas inmediatas a 5,50 euros, el mismo que Uber, frente a los 6 euros que venía costando hasta ahora

Además, la compañía también ha pasado a dividir sus tarifas en cuatro franjas, también más caras.

El precio por kilómetro recorrido ahora pasa a ser 2 euros por km recorrido (entre 0-2 km), 1,7 euros por km (entre 2-20 km), 1,2 euros por km (entre 20-80 km) y 1,05 euros por km a partir de los 80 kilómetros.

El taxi, en huelga

El pasado miércoles el sector del taxi vivió una jornada de huelga en toda España. «El Ministerio de Fomento quiere tranquilizar el sector y que no se van a cambiar normativas pero lo cierto es que los augurios son mucho más oscuros. Va a ser imposible que el taxi preste ese servicio de calidad que quiere seguir dando, no nos vamos a volver a casa con las manos vacías. Solo queremos que se cumpla la ley», afirmaba Julio Sanz, Presidente de la Federación Profesional del taxi de Madrid.

30 licencias de taxis por una de VTC

La legislación vigente contempla que por cada 30 licencias de taxi pueda coexistir una de VTC.

Sin embargo, los taxistas insisten en que ese ratio se ha vulnerado. Incluso, tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo que permitirá 80 nuevas concesiones de licencias VTC, creen que en los próximos meses podrían circular 10.000 coches más con pegatina VTC y «poner aún más en peligro» el marco legal.

Los taxistas claman a las administraciones por un mayor control sobre esta actividad competidora. Se quejan de sus precios más bajos que rompen el mercado, de eludir las obligaciones fiscales, de una falta de seguridad, de intrusismo y de prácticas ilegales en la recogida de viajeros, entre otras cuestiones.

Uber y Cabify, en cambio, mostraron su satisfacción por la decisión del Supremo y dijeron que favorece a los ciudadanos y a su derecho a elegir entre diferentes alternativas de movilidad.

El Gobierno, por medio del Ministerio de Fomento, ha intentado calmar los ánimos de gremio de taxistas por medio de un nuevo real decreto que regule la actividad VTC y evite el fraude y la especulación. La norma podría ver la luz a finales de año.

No obstante, para los taxistas el contenido del real decreto es insuficiente. Tanto, que no ha evitado la séptima movilización masiva en lo que va de año para exigir un mayor control de los VTC por las calles.

.
Noticias Relacionadas: