El Cabildo avisa a Ence que su planta no cabe en ningún lugar de Gran Canaria

El Cabildo avisa a Ence que su planta no cabe en ningún lugar de Gran Canaria

21 enero, 2016
|
Actualizado: 21 enero, 2016 0:00
|

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), ha advertido hoy a Ence de que no encontrará ningún lugar en la isla donde pueda construir la central de biomasa que pretendía instalar en el puerto de La Luz, porque en cualquier punto afectaría a la población.

Ence anunció ayer que propondrá otro emplazamiento para esa central térmica alimentada por residuos forestales, después de que el presidente de Canarias, Fernando Clavijo (CC), revelara que no iba a ser autorizada en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, debido a los informes de Sanidad que alertan sobre el impacto de la contaminación que generaría en un radio de tres kilómetros.

En un comunicado en el que defendía que su planta es «respetuosa con el medio ambiente» y no representa riesgo alguno para la salud, la empresa explicaba que, en vista de ese rechazo, propondría otro lugar que suscite menos oposición institucional y social.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria le ha respondido hoy que, a su juicio, no va a encontrar ninguno, porque cree que no hay municipio que acepte una central que ha sido rechazada en otra ciudad por informes sanitarios negativos y porque, dada la densidad de población de la isla, no existe en su territorio ningún emplazamiento que no tenga poblaciones a menos de tres kilómetros.

«Entiendo que es absolutamente imposible que se pueda buscar otra ubicación en estos momentos en la isla de Gran Canaria para una planta de biomasa de estas características», sentencia Morales, en unas declaraciones difundidas por su gabinete de prensa.

El político nacionalista subraya además que una central de esas características «choca frontalmente» con el modelo por el que apuesta el actual Cabildo: hacer a la isla autosuficiente en materia de energía con fuentes limpias, como la eólica, la solar fotovoltaica, la geotérmica, la undimotriz y la maremotriz.

«Gran Canaria puede ser un ejemplo mundial de sostenibilidad, de una isla de estas dimensiones que no dependa del exterior para generar energía. No cabe una planta de biomasa de estas características en Gran Canaria después de los datos que se nos han aportado en los últimos días», reitera.

Morales defiende, además, que las condiciones naturales de la isla hacen que producir electricidad en ella con aerogeneradores cueste 86 euros por megavatio/hora, la mitad de los costes que estima para una central de biomasa como la que propone Ence (176 euros por Mw/h) y menos de la mitad de lo que cuesta producir energía quemando gas o fuel (190 y 200 euros por Mw/h).

Ence planeaba invertir 150 millones euros en construir en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria la mayor central de biomasa de España, una planta de 70 megavatios que produciría electricidad quemando residuos forestales importados de otros países

Noticias Relacionadas: