CaixaBank gana 403 millones hasta marzo, un 48% más, tras integrar BPI

CaixaBank gana 403 millones hasta marzo, un 48% más, tras integrar BPI

28 abril, 2017
|
Actualizado: 28 abril, 2017 7:28
|

CaixaBank ha obtenido en el primer trimestre del año un beneficio neto de 403 millones de euros, un 48% más que en el mismo período de 2016, tras la integración del Banco Portugués de Inversiones (BPI) en el mes de febrero.

De este resultado, 353 millones corresponden a la actividad de CaixaBank, cifra que supone casi un 30% más que en el ejercicio anterior, mientras que 50 millones los aporta BPI, según ha informado la entidad.

La incorporación del banco portugués ha impulsado el crecimiento del margen de intereses de CaixaBank, que se sitúa a cierre del trimestre en 1.153 millones, un 13% más, en tanto que los ingresos por comisiones crecen un 20,3%, hasta los 588 millones.

Por contra, el margen bruto se ha reducido un 1,5%, situándose en 1.893 millones, y el de explotación ha caído un 13,8%, hasta 792 millones, debido principalmente a la menor generación de ingresos derivados de activos financieros y a la cartera de participadas, que contempla la venta del 2% del capital de BPI en BFA.

Los recursos totales de clientes del grupo se han situado en 338.053 millones, con un aumento del 11,2% en 2017 gracias a BPI, mientras que los créditos brutos han aumentado a 227.934 millones, un 11,3% más. Sin considerar la aportación de BPI, tanto el total de la cartera como la cartera sana de CaixaBank se han mantenido estables.

La evolución por segmentos presenta indicadores positivos en el crecimiento de la nueva producción del crédito para la adquisición de vivienda (+11,5%), para empresas (+46,9%) y al consumo (+32%).

Estos resultados, comenta la entidad, compensan el desapalancamiento en otras finalidades de particulares y el reducido peso de la financiación a promotores sobre la cartera de crédito, que se ha situado en el 3,9% a 31 de marzo.

Dentro de la actividad comercial también destaca el fuerte crecimiento del negocio de seguros y gestión de activos, según el grupo que preside Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar.

Así, los activos bajo gestión se han situado en 84.693 millones de euros, un 3,4% más en 2017, y resalta el incremento del patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs, que ha llegado a 58.896 millones, casi un 4% más, así como la evolución de los planes de pensiones, que han crecido un 2,3%, hasta 25.797 millones.

Tras incorporar BPI, la ratio de morosidad del grupo ha alcanzado el 6,7%, dos décimas por debajo que a cierre de 2016, y la ratio de cobertura de la cartera dudosa ha mejorado hasta el 49%.

Los saldos dudosos, excluyendo la incorporación de saldos tras la adquisición de BPI, se han reducido en 127 millones de euros en el trimestre y las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras dotaciones a provisiones han alcanzado los 619 millones, un 51 % más, después de registrar en el trimestre 152 millones asociados a prejubilaciones y 154 millones de saneamiento de la exposición en Sareb.

A finales de marzo, la cartera de adjudicados netos disponibles para la venta se han situado en 6.285 millones de euros, con una ratio de cobertura del 59%.

CaixaBank señala que en el primer trimestre se ha mantenido la tendencia en el descenso de entradas en la cartera de adjudicados y los elevados niveles de comercialización, con 1.719 millones de euros en los últimos doce meses, entre ventas y alquileres.

Los activos inmobiliarios destinados al alquiler han ascendido a 3.088 millones de euros netos de provisiones y la ratio de ocupación de esta cartera se situado en el 90%.

Con la incorporación de BPI, CaixaBank ha alcanzado el liderazgo financiero en la Península Ibérica, con un volumen de negocio de 564.000 millones de euros y 15,8 millones de clientes.

Según CaixaBank, esta integración ha producido un resultado extraordinario de 159 millones. Teniendo en cuenta que el proceso de reestructuración que acometerá BPI en los próximos meses tendrá un coste aproximado de 155 millones para el grupo catalán, el impacto global de la operación será neutro.

.
Noticias Relacionadas: