Programas del sabado
CaixaBank: aún no hay acuerdo con Dos Santos sobre BPI

CaixaBank: aún no hay acuerdo con Dos Santos sobre BPI

16 marzo, 2016
|
Actualizado: 16 marzo, 2016 0:00
|

CaixaBank desmiente las informaciones publicadas en Portugal que dan por cerrado el acuerdo con la accionista angoleña Isabel dos Santos sobre su posición en el banco luso BPI y desmintió que exista tal consenso.

En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores portuguesa (CMVM), la entidad española recalcó que «a fecha de hoy no ha llegado a un acuerdo» con Dos Santos, quien participa en el BPI a través de la sociedad Santoro.

«CaixaBank sigue manteniendo contactos con Santoro con el fin de encontrar una solución que pudiera ser aceptable para todas las partes interesadas e informará al mercado oportunamente sobre el resultado de dichos contactos», explicó la firma catalana.

La prensa económica de Portugal apunta en sus portadas a que ambas partes ya encontraron una solución, que pasaría por permitir a Dos Santos -la mujer más rica de toda África- ampliar su poder en el Banco de Fomento de Angola (BFA) a cambio de dejar «vía libre» a CaixaBank para controlar BPI.

Las conversaciones entre los dos principales accionistas del banco portugués se hicieron públicas hace dos semanas, cuando la entidad española informó al mercado de que existían negociaciones. BPI se encuentra bajo una intensa presión ya que Bruselas le exige que se desprenda de su negocio en Angola (el BFA) si no quiere ver penalizados sus ratios de solvencia antes del 10 de abril.

La operación planificada por los gestores de BPI para conseguirlo fue bloqueada en primera instancia por la angoleña Isabel dos Santos, a principios del pasado mes de febrero.

Un año antes, Caixabank (con el 44,1% de las acciones) ya lanzó una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre BPI con el objetivo de hacerse con el control de la entidad.

Sin embargo, los accionistas rechazaron suprimir el blindaje de los derechos de voto, una condición que la firma española consideró irrenunciable para proseguir con su oferta, a la que se oponía Santoro (propietaria directamente del 18,6% del capital y que controla indirectamente cerca de otro 2%).

Los límites en los derechos de voto, establecidos en el caso de BPI en el 20%, provocan en la práctica que el poder de Caixabank sea muy similar al de la angoleña Dos Santos pese a que su participación es más del doble.

.
Noticias Relacionadas: