CaixaBank no entrará en la puja por Popular para centrarse en BPI

CaixaBank no entrará en la puja por Popular para centrarse en BPI

28 abril, 2017
|
Actualizado: 28 abril, 2017 11:29
|
PUBLICIDAD

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha descartado entrar definitivamente en la puja por el Banco Popular para centrarse «absolutamente» en BPI, su filial portuguesa.

Gortázar ha destacado que CaixaBank «se juega mucho» con BPI, ya que es la primera vez que hace una operación corporativa fuera de España, por lo que todos los esfuerzos del grupo están ahora focalizados en garantizar el éxito de la integración, que se materializó el pasado mes de febrero.

«No tenemos ninguna operación corporativa sobre la mesa y creo que no la vamos a tener«, ha afirmado el directivo en la presentación de resultados trimestrales al ser preguntado por si CaixaBank podría estar interesada en hacerse con Banco Popular o con el negocio en España de Deutsche Bank.

En referencia a la filial española de Deutsche Bank, Gortázar ha indicado que el tamaño que tiene CaixaBank y su inercia de crecimiento hacen que «las operaciones pequeñas tengan muy poco sentido» para la entidad.

«No me gusta especular sobre nombres concretos y no sé lo que ocurrirá, pero sí sé que tenemos mucho que perder centrándonos en operaciones corporativas porque la atención la hemos de tener en el crecimiento orgánico en España y la operación de Portugal», ha señalado.

Problemática muy relevante para integrar Popular

Pero si las operaciones pequeñas «aportan muy poco» a CaixaBank, las de mayor calado, como podría ser la compra del Popular, presentan otro tipo de problemática también «muy relevante«.

«Ello nos hace pensar que el perímetro actual que tenemos es el que vamos a seguir teniendo durante mucho tiempo», ha subrayado Gortázar.

Sobre la posibilidad de que en el futuro BPI pueda comprar otra entidad, el primer ejecutivo de CaixaBank ha comentado que el objetivo es ir «paso a paso» y que la prioridad ahora es acabar el plan de cien días puesto en marcha para mejorar la operativa y el servicio del banco luso y demostrar que dentro del grupo español puede acelerar su crecimiento y ser más rentable.

«Creo que BPI puede crecer sin necesidad de ninguna operación corporativa«, ha apuntado Gortázar, que ha recordado que la evolución que ha experimentado CaixaBank en los últimos años ha sido fruto principalmente del crecimiento orgánico.

Gonzalo Gortázar ha descartado asimismo que CaixaBank tenga previsto, al menos hasta el año 2018, que es cuando finaliza el plan estratégico vigente, impulsar su internacionalización a través de nuevas compras en el extranjero.

«En los próximos dos años nuestro enfoque va a ser Iberia. Cuando el proceso acabe y tengamos o no la confianza de haber acometido con éxito el proceso nos podremos plantear otros desafíos», ha concretado.

El mecanismo para devolver las cláusulas suelo avanza «correctamente»

Por otro lado, Gortázar ha asegurado hoy que el mecanismo de reclamación extrajudicial de las cláusulas suelo «avanza correctamente» y que la entidad ya ha empezado a devolver los importes reclamados a los clientes que tenían derecho a ello.

Gortázar se ha mostrado «satisfecho» con el funcionamiento de este procedimiento, a pesar de su compleja logística y casuística, y convencido de que la medida va a servir para retornar de una forma ágil y rápida el dinero cobrado de más a los clientes con hipotecas con cláusula suelo abusivas.

Ha afirmado, en este sentido, que CaixaBank ha empezado a pagar la retroactividad total a aquellos clientes con cláusulas suelo abusivas o no transparentes que presentaron reclamación ante la entidad.

«Estudiamos caso por caso, comprobando si ha habido falta de transparencia, y si no es así se lo explicamos a los clientes», ha detallado el directivo. Gortázar ha indicado que cuando transcurra algo más de tiempo la entidad podrá ofrecer un balance de este procedimiento, pero ha querido hacer hincapié en que el sistema «está funcionando y cumpliendo su objetivo«.

«Creo que hacemos las cosas muy profesionalmente y con mucho detalle y en la mayoría de los casos los clientes van a recibir el dinero que les corresponde o entender por qué no lo reciben», ha añadido.

CaixaBank ha habilitado un equipo de 150 personas para analizar las reclamaciones por esta cuestión y ha cuantificado el impacto potencial máximo de las suelo en 1.250 millones de euros.

No obstante, la entidad ha provisionado 625 millones de euros, la mitad del impacto máximo, porque entiende que con esa cantidad será suficiente para devolver el importe a aquellos clientes que tengan derecho a ello.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD