Castilla y León estudia un impuesto a Iberdrola y Endesa por el cierre de Garoña

Castilla y León estudia un impuesto a Iberdrola y Endesa por el cierre de Garoña

09 mayo, 2017
|
Actualizado: 09 mayo, 2017 15:38
|
La Junta de Castilla y León estudia un impuesto a Iberdrola y a Endesa, propietarias al 50% de la central de Santa María de Garoña, por el cierre de la planta nuclear. Así lo ha confirmado la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, tras la reunión que mantuvieron el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y con la presencia del ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. Este nuevo gravamen iría en contra de los intereses de las eléctricas, que exigen a su vez una bajada de impuestos a las nucleares y una mayor vida útil de las centrales. El líder del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha opinado hoy que el anuncio realizado por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para aplicar un impuesto a Iberdrola y Endesa si finalmente desmantelan la central nuclear de Garoña es "marxista, pero de los hermanos Marx". En declaraciones a Efe, tras conocer la propuesta que ha hecho Herrera en su reunión en Madrid con el ministro de Energía, Álvaro Nadal, Tudanca ha opinado que se trata de una "bomba de humo" que trata de "tapar los desaguisados del PP de aquí y de allí" en torno a Garoña y también con relación al posible cierre de la central térmica de Compostilla, en la provincia de León. En el caso de la central nuclear burgalesa y el impuesto autonómico que pretende aplicar la Junta en caso de cierre, el dirigente socialista ha opinado que le parece "inédito mundialmente" que una administración pretenda "gravar el cierre" porque lo habitual es aplicar impuestos sobre actividad económica. Tudanca ha confiado en que el problema radique en que se hayan "explicado mal", pero ha ironizado con que esta medida le parece "marxista, pero de los hermanos Marx". Ha lamentado que ahora el PP se plantee aplicar algún tipo de impuesto sobre Garoña cuando "en reiteradas ocasiones" han votado en contra de las iniciativas que ha registrado el PSOE en las Cortes de Castilla y León para gravar su actividad cuando la central nuclear "daba multimillonarios beneficios" y estaba activa, mientras que ahora se encuentra parada y a la espera de una decisión definitiva sobre su posible reapertura. "No tiene sentido", ha afirmado Tudanca, para quien los procuradores del PP deben tomar nota de cómo los diputados del PNV han conseguido para las empresas vascas medidas que fomentan su competitividad, como una rebaja en las tarifas equivalente a 50 millones de euros.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD