Colonial invertirá 400 millones en Barcelona, Madrid y París

Colonial invertirá 400 millones en Barcelona, Madrid y París

06 febrero, 2017
|
Actualizado: 06 febrero, 2017 18:38
|

 La inmobiliaria Colonial invertirá casi 400 millones de euros en la compra de tres inmuebles en Barcelona, Madrid y París y en la construcción, junto con la familia Puig, de una torre de oficinas en la plaza Europa de L’Hospitalet de Llobregat.

Estas cuatro operaciones se enmarcan en el Proyecto Alpha II y permitirán a Colonial incorporar a su cartera más de 54.000 metros cuadrados de superficie sobre rasante, han explicado hoy el presidente del grupo, Juan José Brugera, y su consejero delegado, Pere Viñolas, en un encuentro con periodistas.
A través de una ‘joint venture’ -alianza empresarial- con la sociedad inmobiliaria de la familia Puig, propietaria también del grupo de moda y perfumería Puig, Colonial promoverá en la plaza Europa, una de las zonas de negocios de mayor desarrollo del área de Barcelona, un edificio de oficinas de 21 plantas y 14.000 metros cuadrados.
La torre se levantará sobre un suelo propiedad de los Puig y estará situada justo al lado del inmueble propiedad de BBVA que alberga la actual sede de la multinacional de perfumería, muy cerca del recinto ferial de Gran Vía y de la base operativa de otras importantes empresas como GB Foods, KPMG, Werfen o Affinity.

El proyecto de construcción de una torre de oficinas conlleva una inversión de 32 millones de euros a partes iguales entre Colonial y la familia Puig

El proyecto supondrá una inversión total de 32 millones de euros, que aportarán a partes iguales los Puig y Colonial, y con la previsión es que esté finalizado en un plazo de unos 36 meses, de cara a 2020.
Viñolas ha comentado que la idea es que esta nueva torre de oficinas, que se destinará íntegramente al alquiler, sea «algo único, de referencia», y que cumpla con las máximas exigencias de eficiencia y sostenibilidad.
El directivo ha asegurado asimismo que no está previsto que Puig traslade su sede a este futuro edificio ni tampoco que ambas empresas promuevan conjuntamente más proyectos inmobiliarios.
«Con los Puig hay una excelente relación, pero hoy por hoy el interés común se concentra en este proyecto», ha afirmado Viñolas.

Compra de la sede de Bertelsmann en Barcelona

Otra de las operaciones que ha anunciado hoy Colonial es la adquisición de la sede de Bertelsmann en Barcelona, situada en el número 47-49 de la Travessera de Gràcia, por 41 millones de euros.
Se trata de un inmueble de cerca de 9.000 metros cuadrados, con plantas de más de 1.000 metros, que era hasta ahora propiedad del grupo alemán, que ha firmado con Colonial un contrato de alquiler para seguir ocupando el edificio durante al menos cinco años más.
La inmobiliaria catalana ha reforzado su presencia en Madrid con la compra de un inmueble de oficinas de 11.000 metros cuadrados sobre rasante situado en el paseo de la Castellana 163, en pleno centro financiero de la ciudad.
En este caso es un inmueble con múltiples inquilinos que Colonial prevé reformar de forma progresiva, a medida que queden plantas libres, con el fin de incrementar su valor. El importe de la inversión asciende a 51 millones de euros, incluyendo el presupuesto de obras futuras.
Colonial, a través de su filial francesa Société Fonciére Lyonnaise (SFL), ha adquirido un edificio de oficinas en el número 112-122 de la avenida Emile Zola de París, muy cerca de la Torre Eiffel, en el que invertirá entre 245 y 265 millones de euros por la compra y remodelación de este inmueble.
Este inmueble tiene aproximadamente 21.000 metros cuadrados y el objetivo de la compañía es reformarlo de forma integral para incrementar su rentabilidad.

Colonial desembolsará entre 245 y 265 millones de euros por la compra y remodelación de un inmueble en la avenida Emile Zola de París, muy cerca de la Torre Eiffel

Juan José Brugera ha destacado que estas cuatro operaciones confirman «la vocación inversora y de crecimiento» de Colonial, que centra su actividad en las plazas de Barcelona, Madrid y París y descarta, por ahora, operar en otros mercados.
El presidente de la compañía ha recordado que Colonial ha invertido desde 2015 un total de 1.760 millones de euros, incluidas las operaciones anunciadas hoy, y que su capitalización ha aumentado un 60 % en apenas dos años y medio, al pasar de 1.500 millones de mediados de 2014 a 2.400 millones actuales.
Brugera no descarta además llevar a cabo nuevas operaciones este año, ya que la estrategia de Colonial pasa por invertir unos 500 millones de euros anuales y unos 150 millones de la cifra global anunciada hoy -400 millones- tendrían impacto en el ejercicio 2018.
«Por tanto, nuestra capacidad de inversión no está agotada», ha declarado Brugera, que no ve «descabellado» anunciar nuevas operaciones inmobiliarias de envergadura a lo largo de este 2017.

Noticias Relacionadas: