CommerzBank, el segundo mayor banco alemán, en números rojos

CommerzBank, el segundo mayor banco alemán, en números rojos

04 noviembre, 2016
|
Actualizado: 04 noviembre, 2016 10:05
|
PUBLICIDAD

Commerzbank, parcialmente nacionalizado, perdió en el tercer trimestre 288 millones de euros, frente a la ganancia de 235 millones de euros en el mismo periodo de 2015.
Según ha comunicado al regulador bursátil, los números rojos se deben por depreciaciones y provisiones para riesgos. Los inversores desatan una oleada de ventas en los títulos de CommerzBank, que se dejan un 2%, hasta los 5,95 euros.
El segundo banco de Alemania ha señalado de que en los nueve primeros meses del ejercicio tuvo un beneficio neto atribuible de 96 millones de euros, un 89,2% menos que un año antes. La pérdida neta del tercer trimestre fue menor que los casi 500 millones de euros que esperaban algunos analistas después de que el banco anunciara un recorte de 9.600 empleos, el 21% del total de la plantilla, para aumentar su rentabilidad.
El segundo banco de Alemania tuvo unas depreciaciones de activos por valor de 627 millones de euros en el tercer trimestre de 2016. El resultado operativo en los nueve primeros meses bajó hasta 1.062 millones de euros, un 31,8% menos.
Los ingresos por intereses y negociación bajaron entre enero y septiembre a 4.126 millones de euros, un 16,7% menos. Asimismo las provisiones para riesgos por pérdidas en créditos aumentaron en el mismo periodo un 4,4%, hasta 610 millones de euros, por los riesgos en el sector de créditos para financiar barcos.
El presidente de la entidad, Martin Zielke, dijo que «Commerzbank tiene una posición de mercado fuerte en el negocio de financiación de empresas«.
Asimismo, Commerzbank ha crecido en el negocio de clientes privados y en su filial polaca mBank, según Zielke. Los ingresos netos por comisiones bajaron hasta septiembre un 8,3% (2.379 millones de euros).
Commerzbank quiere recortar 9.600 empleos a tiempo completo pero que creará 2.300 puestos de trabajo en áreas de crecimiento.
El plan de reestructuración costará 1.100 millones de euros, por lo que el banco no repartirá dividendos por el año 2016. El banco lleva a cabo una ofensiva para ganar clientes minoristas y privados y ha ganado 994.000 clientes nuevos desde 2013.
Con nuevos clientes y la negociación de activos quiere compensar la reducción de la entrada de ingresos por los bajos tipos de interés. El beneficio aumenta en la banca de inversión y se estabiliza en la financiación de pymes, pero se reduce en las actividades en el Este de Europa.
Commerzbank se va a concentrar en dos segmentos de clientes: uno que agrupará a la banca privada y las pequeñas empresas y otro donde estará las empresas medianas y grandes y la banca de inversión.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD