Conduce un Volkswagen Passat Alltrack con tracción integral 4Motion

Conduce un Volkswagen Passat Alltrack con tracción integral 4Motion

05 junio, 2017
|
Actualizado: 05 junio, 2017 21:32
|

Cuando se conduce un Volkswagen Passat Alltrack con tracción integral 4Motion la pregunta que acaba uno haciéndose es para qué se necesita un SUV teniendo en el mercado un vehículo tan completo y tan fácil de manejar como este alemán con carrocería familiar.

Según ha publicado EFE, el problema es el precio, 45.200 euros, que está en la parte media-alta de sus competidores. Supera la tarifa de las marcas generalistas, pero está por debajo de la de las premium alemanas.

Si se compara con los SUV, el dinero a desembolsar es parecido, aunque su desventaja frente a algunos de ellos es que el Alltrack no puede contar con siete plazas.

Pero por lo demás gana en comportamiento y en polivalencia a los tan de moda todocaminos, que además están más vistos que este familiar de 4,77 metros largos, con motor TDI de 190 CV, caja automática de doble embrague DSG de 6 velocidades y la tracción total 4Motion.

Frente a un SUV se puede ir más rápido y con mayor seguridad porque su centro de gravedad va más pegado al asfalto. Se comporta como una berlina y carece de las oscilaciones de las carrocerías elevadas de los todocamino.

 

La dirección sigue con rapidez y certeza las indicaciones del volante, lo que le hace un buen compañero de viaje en todo tipo de carreteras

Con este opcional, que está incluido en un paquete cuyo precio es de 1.025 euros, las distancias antes de parar en viaje se van a poder estirar con toda tranquilidad, porque se reduce sobremanera el cansancio de la postura gracias a los 14 ajustes eléctricos de la banqueta, que cuenta con masaje.

La suspensión también es muy cómoda y, cuando se sale fuera del asfalto, mitiga correctamente los baches sin que sea especialmente rebotona.

Lo mismo sucede cuando el vehículo solo es utilizado por el conductor, que no se va a encontrar con una suspensión blanda por la falta de carga.

El Passat cuenta con modos de conducción que cambian la respuesta del motor, del acelerador, de la amortiguación y de la caja de cambios. A los habituales (Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual) el Alltrack añade el Off Road para fuera del asfalto.

El consumo oficial es de 5,2 litros, que en la prueba a la que ha sometido Efe al vehículo ha sido de 7 l/100 km. Aunque la diferencia pueda parecer grande es de nota, porque se ha conseguido en un viaje largo, con cuatro personas, el maletero lleno y a ritmo alegre.

El peso total del vehículo en vacío (casi 1.700 kilos) ha estado en un recorrido de casi 1.200 kilómetros cerca de las dos toneladas, con el efecto que esto tiene sobre el gasto de combustible

Al respecto, hay que destacar que, sin buscar los límites de aceleración y de frenada, y dejando a la caja que trabaje de forma autónoma (sin manejarla desde las levas que hay en el volante), el gasto de gasóleo se queda fácilmente en el entorno de los 6 l/100 km, lo que también es de nota en un vehículo de esta envergadura y con tracción integral Haldex de quinta generación de embrague multidisco.

 

Como cualquier otro Passat la horizontalidad de los rasgos, tanto delante como detrás, es lo más destacado en el diseño exterior en el que brillan los faros de LED.

En el interior la sensación también es de calidad por los plásticos blandos y agradables al tacto que recorren todo el habitáculo

El interior es muy tecnológico por el cuadro de relojes digital, que se puede configurar a gusto del conductor, y por la amplia pantalla digital que hay en el centro y desde la que se consulta la información off road, se empareja el teléfono, se accede al navegador o se elige emisora de radio.

Y finalmente hay que referirse al maletero, que ofrece un espacio de 639 litros. Sus formas le hacen muy aprovechable y, sino hay que transportar objetos largos, no es necesario reclinar los asientos de la segunda fila para ampliarlo.

 

.
Noticias Relacionadas: