Credit Suisse paga 5.300 millones de dólares por las hipotecas basura

Credit Suisse paga 5.300 millones de dólares por las hipotecas basura

23 diciembre, 2016
|
Actualizado: 23 diciembre, 2016 8:49
|
PUBLICIDAD

Credit Suisse ha acordado pagar un total de 5.300 millones por la titulación de hipotecas basura vendidas durante 2008. En un principio, EE UU había exigido 7.000 millones de dólares.
Según ha afirmado el banco suizo en un comunicado, Credit Suisse pagará 2.480 millones de dólares para liquidar demandas que engañó a inversionistas en títulos respaldados por hipotecas residenciales, vendidas durante 2008.
Asimismo, pagará otros 2.800 millones de dólares a los consumidores en los próximos cinco años. Este acuerdo está sujeto aún a la negociación de la documentación final y la aprobación de su junta directiva.
El banco suizo evita así abonar los 7.000 millones exigidos inicialmente por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.
El anuncio de este acuerdo llega justo después de que Deutsche Bank haya firmado una sanción de 7.200 millones de dólares con el Departamento de Justicia de EE UU por la venta y titulación de títulos hipotecarios basura.
Los acuerdos destacan los esfuerzos del Departamento de Justicia por responsabilizar a los bancos europeos por los títulos de mala calidad que contribuyeron al colapso del mercado de la vivienda de los Estados Unidos.
No es la primera multa a Credit Suisse en EE UU. La entidad suiza ya había pagado una multa de 2.800 millones de dólares en 2014 por ayudar a los estadounidenses ricos a evadir impuestos.

La Justicia de EE UU denuncia a Barclays por fraude

EE UU, además, ha denunciado a Barclays por los mismos motivos que a Credit Suisse y a Deutsche Bank, es decir, por un supuesto fraudes en la venta de valores respaldados con hipotecas, que según la acusación habrían causado pérdidas a inversores por valor de miles de millones de dólares.
La acción, presentada ante un tribunal federal de Nueva York, asegura que entre 2005 y 2007 personal de Barclays describió de forma engañosa las características de los préstamos hipotecarios que respaldaban títulos que la entidad vendía alrededor del mundo.
Además de al banco británico y a varias filiales, la demanda nombra específicamente a dos exdirectivos, Paul K. Menefee y John T. Carroll en relación con el presunto fraude.
«Barclays puso en peligro miles de millones de dólares de riqueza con prácticas que eran claramente irresponsables y deshonestas», señaló en un comunicado la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.
Según el fiscal del distrito, Robert Capers, entre los damnificados hubo instituciones fundamentales para el país como planes de pensiones, organizaciones caritativas o fondos de universidades, que sufrieron «pérdidas catastróficas».
En un comunicado, Barclays rechazó las acusaciones y aseguró que están «desconectadas de los hechos».
«Barclays se defenderá vigorosamente de la demanda y prevé buscar su desestimación a la primera oportunidad», señaló el banco.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD