Del Olmo no se amilana con las querellas de Iberdrola y se ratifica en su denuncia en el caso Villarejo contra Sánchez Galán

Del Olmo no se amilana con las querellas de Iberdrola y se ratifica en su denuncia en el caso Villarejo contra Sánchez Galán

22 enero, 2020
|
Actualizado: 22 enero, 2020 16:26
|

José Antonio del Olmo, exdirectivo de la eléctrica, no se ha dejado intimidar por las varias querellas que ha presemntado contra él Iberdrola y ha ratificado ante el juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso la veracidad del informe que apunta directamente al presidente de la multinacional española, Ignacio Sánchez Galán, en la contratación del excomisario Villarejo cuando era funcionario público.

Según informa El Confidencial. «Del Olmo confirmó ante el magistrado Manuel García Castellón la presunta trama diseñada por el grupo energético para pagar espionajes al policía, mediante «facturas anómalas» emitidas por la dirección de Seguridad de la compañía por «trabajos de vigilancia especiales».

El Confidencial asegura que, según fuentes próximas a la causa, «Del Olmo se presentó este martes a las 16:00 en el Juzgado Central de Instrucción Número 6 en calidad de testigo para dar su versión sobre el informe publicado los días 2 y 3 de diciembre por El Confidencial. En dicho documento, el exdirectivo aseguró que Iberdrola había recurrido a Villarejo para espiar y comprar a políticos con la supuesta intención de desbloquear la construcción de una central de ciclo combinado en Arcos de la Frontera (Cádiz). La planta, valorada en 900 millones de euroshabía chocado con la oposición de varios partidos del municipio. El comisario bautizó el encargo con el nombre de Proyecto Arrow».

351.000 euros con facturas falsas

«Decenas de grabaciones realizadas por el propio policía». añade el mismo medio, «acreditaban la existencia de esa operación encubierta, pero el informe redactado por Del Olmo desveló cómo había abonado exactamente la compañía ese trabajo secreto y qué otros altos cargos de la multinacional con sede en Bilbao estuvieron al tanto de los espionajes. En concreto, el informe señalaba a Sánchez Galán, al entonces director general de Generación y actual número dos de la corporación, Francisco Martínez Córcoles, y al responsable de Servicios Generales en esa época y actual consejero de El Corte Inglés Fernando Becker».

Del Olmo, según El Confidencial, «confirmó este martes que efectivamente fue el autor de ese documento clave y ratificó la autenticidad de la información que contiene. Ante el juez y los representantes del Ministerio Fiscal y con la condición de testigo, que impide mentir incluso en defensa propia, este exdirectivo de Iberdrola precisó que su antigua empresa utilizó ocho facturas presuntamente falsas giradas por la firma Castellana de Seguridad, por importe de 351.000 euros, para hacer llegar este dinero al comisario como pago por el Proyecto Arrow. Además, aclaró que confeccionó este informe para dejar constancia de los hechos por escrito ante sus superiores, que eran los que finalmente tenían que autorizar esos pagos a Villarejo efectuados entre el 31 de mayo y el 30 de septiembre de 2004″.

Iberdrola, a la defensiva con querellas contra Del Olmo

El mismo lunes, Iberdrola ya intentó intimidar a Del Olmo con otra querrella presentada un día antes de su declaración.

Iberdrola presentó ese día en los juzgados de Bilbao una segunda querella criminal contra su exempleado José Antonio Del Olmo tras no localizar, al menos eso dice, el informe interno que supuestamente hizo para acusar a la eléctrica de ordenar espionajes a cargo del excomisario José Villarejo. Del Olmo declara este jueves ante el juez.

Iberdrola ya pidió el pasado diciembre que se abrieran diligencias contra Del Olmo como presunto autor de un informe que se publicó por El Confidencial los días 2 y 3 de diciembre y del que la compañía no tiene constancia.

Esta segunda querella anunciada por la eléctrica es por un posible delito de falsedad, ya que la investigación interna realizada por la Unidad de Cumplimiento de Iberdrola no ha localizado el supuesto informe de 2004 en los archivos de la empresa y Del Olmo no ha colaborado «en ningún momento» pese a ser requerido «en varias ocasiones».

Iberdrola ha señalado en una nota que el supuesto informe incluía un dictamen pericial con «aparentes incongruencias, no descartándose que haya podido ser objeto de algún tipo de composición».

Noticias Relacionadas: