Deloitte: el coste de los litigios por Banco Popular alcanza los 4.000 millones

Deloitte: el coste de los litigios por Banco Popular alcanza los 4.000 millones

28 junio, 2017
|
Actualizado: 28 junio, 2017 10:42
|
PUBLICIDAD

El informe provisional de Deloitte, clave en la resolución de Banco Popular, aún no se ha hecho público 21 días después de la liquidación, pero comienzan a filtrarse algunas cifras de calado, como el coste de 4.000 millones para hacer frente a las demandas de accionistas y acreedores.

En este estudio, realizado en tiempo récord, se valoró a Banco Popular entre los -2.000 millones de euros, en el mejor de los escenarios, y -8.000 millones en el peor, pero se hace hincapié también en las provisiones por las demandas, cifradas entre los 3.000 y 4.000 millones de euros, según apuntan fuentes de Bruselas a Expansión.

Este informe determinó la venta de Banco Popular a Banco Santander por tan solo un euro. La entidad presidida por Ana Botín ya tenía entonces una referencia sobre la entidad financiera liquidada bajo una operación opaca ya que apenas se han ofrecido detalles por parte de Bruselas. De esta forma, el comprador no iba a pagar más de 2.000 millones por hacerse con la entidad.

No obstante, esta valoración dista significativamente del valor en libros de la entidad financiera en caso de continuar operando. Según las fuentes, el informe se basó en cuatro claves: provisiones necesarias, riesgos legales, impacto de la ruptura de acuerdos comerciales, y la necesidad de capital para igualar el capital del potencial comprador. Una manera de valorar la entidad a la baja y encontrar así un comprador.

Los riesgos legales ante las demandas, que llegan en avalancha a la Audiencia Nacional, es el principal riesgo, en cuanto a cuantía, que echa por tierra cualquier otra posible forma de valorar la entidad financiera. Y es que, las demandas valoradas por Deloitte se centran en la ampliación de capital y en la venta de deuda subordinada, pero ahora hay 300.000 accionistas y bonistas que han iniciado acciones legales y no acudieron a la ampliación de capital ni tampoco tenían deuda de mayor riesgo.

Según las fuentes del Ministerio de Economía al citado diario, hubo dos bancos que pujaron en las últimas horas por el Banco Popular. BBVA y Banco Santander, pese a que el primero ha negado que hiciese oferta alguna, la realidad es que llegó a ofertar 5.500 millones en diciembre del pasado año y preparó incluso una ampliación de capital. No obstante, el ex presidente del Popular Ángel Ron lo rechazó, ya que pedía 6.500 millones.

Deloitte también se centró en los costes de cancelación de contratos derivados de la fusión, es decir, la cancelación de contratos con proveedores de servicios financieros, seguros o alquileres. La entidad financiera tendría que responder con unos 500 millones de euros. Con este estudio, la Junta Única de Resolución decidió valorar en cero las acciones y la deuda subordinada del banco, cuyo valor en Bolsa era cercano a los 1.300 millones de euros.

Hasta ahora lo único que ha recibido el informe son serias críticas, incluso del Banco de España, donde los inspectores tiraron por tierra todas estas valoraciones. Bruselas continúa escondiendo este estudio, más cuando los abogados demandantes ya han exigido a la Junta de Resolución el estudio, que tiene ahora 14 días para dar una respuesta.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD