PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Lorenzo Amor, presidente de ATALorenzo Amor, presidente de ATA. / EFE

Dos de cada tres autónomos creen que el alza del SMI en 2020 pondrá en riesgo sus negocios

Dos de cada tres autónomos cree que una subida del salario mínimo (SMI) en 2020 afectará negativamente a su negocio, un porcentaje que se agrava en función de la región o del sector y que afecta también a «familias, trabajadores o pensionistas».

PUBLICIDAD

«La subida del SMI preocupa seriamente», ha dicho este jueves el presidente de la asociación de autónomos ATA, Lorenzo Amor, quien ha asegurado que el ejecutado el pasado año del 22,3 % ha perjudicado al 64 % de los autónomos con empleados.

En la presentación del Barómetro del Trabajo Autónomo, Amor ha asegurado que «subir el SMI no es un problema sólo para los empresarios, sino también para familias, trabajadores y pensionistas», por lo que ha instado al Gobierno que «escuche al que tiene que pagar las nóminas».

El también vicepresidente de la CEOE ha señalado que este barómetro refleja la falta de confianza de los autónomos en el futuro inmediato, su temor e inquietud por desaceleración económica, el empleo, el consumo, o las ventas.

PUBLICIDAD

«La mayoría no tiene problemas de financiación, aunque el 40 % sigue lastrando dificultades por la morosidad», ha indicado, por lo que «las expectativas laborales son muy pesimistas este año» y las previsiones de creación de empleo y contratación «están en mínimos respecto a lo que preveían en otros momentos».

Por ello, ha instado al Gobierno a generar «estabilidad y moderación» porque es necesario «generar confianza para que si la economía marcha, los autónomos contraten como siempre».

Casi la mitad de los autónomos cree que su negocio va peor que en años anteriores, principalmente por una caída de las ventas, lo que muestra cómo «los autónomos palpan y notan la desaceleración económica», aunque sólo cuatro de cada diez autónomos considera que su negocio irá peor en 2020.

Cerca de dos de cada tres autónomos tiene trabajadores a su cargo y, de ellos, el 42 % realizó contrataciones en 2019 si bien sólo un 12 % prevé contratar este año y un 32 % cree que es posible que tenga que despedir a alguno de ellos en 2020.

PUBLICIDAD

«La financiación deja de ser un problema para la mayoría de los autónomos», ha asegurado el presidente de ATA, ya que sólo el 13,5 % de los que solicitaron financiación, ésta les fue denegada.

A este problema se suma la morosidad, que sufren cuatro de cada diez, aunque, de ellos, sólo 1 de cada cinco tarda más de seis meses en cobrar.

Por otro lado, preguntados por si estarían dispuestos a aumentar su base de cotización si pudieran deducirse la cuota a la Seguridad Social, dos de cada tres autónomos societarios consideró que sí, una medida que supondría un incremento de los ingresos a la Seguridad Social de 1.500 millones de euros.

Por otro lado, encima de la mesa del Gobierno está culminar la reforma del RETA para que los autónomos coticen por sus ingresos reales, algo sobre lo que los autónomos están divididos por la mitad, porque es una medida que tiene «dificultades en su aplicación», ha dicho Amor.