El drama de las preferentes: "Estafados por los bancos, expoliados por el Gobierno"

El drama de las preferentes: "Estafados por los bancos, expoliados por el Gobierno"

16 enero, 2018
|
Actualizado: 16 enero, 2018 10:37
|

«Arbitraje, ultraje»; «Los preferentistas gallegos nos caímos del guindo»; «estafados por los bancos, expoliados por el Gobierno». Así se ha expresado Xesús Domínguez, miembro de la Coordinadora de Plataformas de Afectados por las Participaciones Preferentes y Obligaciones Subordinadas en Galicia, durante su comparencia en la comisión sobre la crisis financiera.
Domínguez ha denunciado el fraude, la «estafa» y el «abuso» cometido por la banca y las cajas de ahorro en la comercialización de las preferentes, un producto que llevó a la ruina a miles de pequeños ahorradores. Solo en Galicia y con las preferentes emitidas por dos entidades financieras se registraron 116.000 afectados, casi tres veces más de las primeras previsiones.
Domínguez ha cargado contra el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien vendió estas preferentes a través de Lehman Brothers. El portavoz de los afectados por las preferentes gallegas ha recordado durante su comparecencia que Manuel Conthe, ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y el Banco de España en 2002 alertaron sobre estos productos, sobre todo por su traducción del inglés, que reciben la denominación «preferred shares». No se trata de «acciones preferentes», sino que sus titulares tenían preferencia en el cobro en caso de quiebra, pero las cajas de ahorro no tenían accionistas, por lo que no serviría en caso de una quiebra.
Conthe exigió cambiar el nombre, pero su opinión cayó en saco roto. Pocos años después, la CNMV volvía a registrar nuevos folletos de emisiones de estas participaciones, cuya rentabilidad era muy inferior a lo que se exigía en otros mercados europeos -7% frente al 14%-, tampoco estaban respaldadas por el Gobierno o el Estado, cotizaban en los mercados secundarios, y no primarios, y los tenedores no tenían ni derecho a voto ni liquidez.
El Banco de España llegó a dar luz verde a estas emisiones, que alcanzaron su punto álgido en 2009, con la emisión de 14.000 millones en este tipo de productos, que la banca pudo contabilizar como capital para poder elevar las ratios de solvencia. Domínguez ha centrado sus críticas a Luis de Guindos, quien presidió Lehman Brothers en la Península antes de ser nombrado ministro de Economía. Bajo su gestión en la filial fallida entidad financiera, que provocó el colapso de la banca mundial, se vendieron las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, CAM, un producto muy similar a las preferentes.
El portavoz de los estafados ha señalado que las medidas aprobadas por el Gobierno el memorando de entendimiento fueron encaminadas a ayudar a la banca y no a los afectados. En este sentido, ha destacado los arbitrajes, que ha tildado de «ultrajes». Asimismo, ha expuesto que ningún banquero ha sido condenado por las preferentes, tampoco se han encontrado responsables entre el Gobierno, CNMV y Banco de España. Nadie ha respondido judicialmente por esta estafa, ya que las decenas de miles de sentencias judiciales apuntan al resarcimiento del dinero.
También acusó al Ejecutivo de Mariano Rajoy, de «dejar tirados a todos los preferentistas», y a los distintos supervisores de la banca y los mercados de mirar para otro lado mientras se llevaba a cabo este «ultraje» y este «robo» a pequeños inversores que en algunos casos no tenían cultura financiera suficiente para saber lo que estaban comprando. Según recordó, el Gobierno ha dicho siempre que tuvo que aceptar las condiciones impuestas desde Bruselas para poder recibir el rescate bancario, pero fue al revés: «España fue un conejillo de indias» y aquí se aplicó un régimen jurídico a los ahorradores que aún no había entrado en vigor en el resto de Europa.
Domínguez puso como ejemplo las quitas que se impusieron a los ahorradores que habían comprado esos productos, que en algunos casos llegaron a alcanzar el 70 % de lo invertido, aunque ya se han recuperado en su mayoría por la vía judicial después de más de cuatro años de protestas, movilizaciones y encierros.
«Nadie nos dijo que al comprar las preferentes el dinero dejaba de ser nuestro y pasaba a ser de la entidad» a cambio de un interés «del 2, o 3 o 4 %, siempre y cuando la entidad tuviera beneficios», ha afirmado.

Italia denunció la venta fraudulenta de títulos, pero España optó por el expolio

En el caso de Italia, donde también se tuvo que recapitalizar a algunas entidades por sus graves problemas económicos, a los ahorradores se les permitirá recuperar su dinero sin pasar por el juzgado, dijo Domínguez, que recordó que «Italia denunció la venta fraudulenta de títulos, pero España optó por el expolio».
Domínguez también tuvo palabras de agradecimiento para el ex fiscal general de Galicia Carlos Varela «que ayudó a sentar las bases jurídicas» de las demandas centradas en la recuperación de los ahorros, que dio como resultado «miles de sentencias favorables».
La Comisión contará con la presencia esta tarde del ministro de Economía, Luis de Guindos, según ha recordado su presidenta, Ana Oramas, que también ha explicado que se ha suspendido la intervención del secretario de CIG-Banca, Clodomiro Montero, que no ha podido desplazarse a Madrid por «las condiciones meteorológicas».

Noticias Relacionadas: