Duro Felguera degrada a Inversiones Somió en el consejo

Duro Felguera degrada a Inversiones Somió en el consejo

26 junio, 2017
|
Actualizado: 26 junio, 2017 11:16
|

Inversiones Somió, con el 24,386% del capital de Duro Felguera, ha sido sustituida de la vicepresidencia. En su lugar entra Inversiones Río Magdalena, con el 10,027% del capital, y representada por Teresa Arias Zapico.

El movimiento se produce en momento delicado para la compañía, ya que están en riesgo dos contratos en Brasil por valor de 800 millones de euros, al tiempo que la compañía está buscando nuevos inversores o acometer una ampliación de capital.

Según el comunicado de Duro Felguera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, el consejo ha ratificado a Ángel Antonio del Valle Suárez como presidente y consejero delegado, mientras que los consejeros dominicales serán Inversiones Río Magdalena, S.L, nombrado como vicepresidente y cuya representante es María Teresa Arias Zapico; con Inversiones Somió, S.L, que ostentará ahora el cargo de vocal y que será representado por José Manuel López Vázquez. Inversiones el Piles, S.L, el mayor accionista de Duro Felguera con un 24,399% del capital, se queda con el cargo de vocal y será representado por Javier Sierra Villa.

Duro Felguera ha abierto la posibilidad de dar entrada a un nuevo inversor dentro de su capital social, a la vez que confía en lograr pronto avances en la negociación del vencimiento de su deuda, de 205 millones de euros.

El presidente de Duro Felguera (DF), Ángel del Valle, lo expuso así la pasada semana en un encuentro con los medios al término de la Junta General de Accionistas, celebrada en Oviedo, que ha autorizado al Consejo de Administración a ejecutar, en el plazo de cinco años, una ampliación de hasta la mitad de su capital social.

Del Valle ha precisado que, de dar entrada a un nuevo socio, el inversor tendría que aportar a la multinacional asturiana “solvencia, negocio y sostenibilidad”. Durante su intervención ante los accionistas, Del Valle ha recordado que la compañía está negociando con la banca para “acompasar” las necesidades de liquidez y el vencimiento de la deuda al plan de negocio.

Del Valle ha reconocido que, en este “largo tiempo” que está durando la negociación, la sociedad está “sufriendo un fuerte ‘impasse’ en su actividad comercial, de contratación y, por consiguiente, provocando un fuerte impacto en su tesorería”.

El presidente de la multinacional ha añadido que esta negociación ha afectado “a la situación financiera de la compañía y de modo importante a la consecución de contratos en estos últimos meses”, ya que “los clientes exigen a sus posibles contratistas avales que garanticen sus compromisos y que les den esa confianza”.

 

 

Noticias Relacionadas: