PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro FoodsAntonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods.

Ebro Foods asegura que sale reforzado de la crisis del coronavirus y que creará más empleo

Ebro Foods, uno de los grandes a escala mundial en producción de arroz y pasta, prevé salir “reforzado” de la actual crisis y adelantará inversiones con el objetivo de crear empleo y favorecer la recuperación económica porque ahora “es cuando más se necesita”.

Así lo ha trasladado el presidente de la compañía, Antonio Hernández Callejas, durante su intervención en la junta anual de accionistas -celebrada este miércoles por vía telemática-, una cita en la que se ha dado luz verde a todos los puntos que figuraban en el orden del día.

“Hemos mantenido el crecimiento del negocio en los peores momentos de la covid-19, cuando registramos una demanda extraordinaria de nuestros clientes. Salimos reforzados de esta crisis y estamos dispuestos a seguir con nuestro plan estratégico”, ha defendido.

Hernández Callejas ha destacado que 2019 fue un “año de recuperación, en el que se pusieron las bases para seguir creciendo de forma sólida en el futuro”.

La empresa -también una de las más grandes del sector de la industria alimentaria española- cerró el pasado ejercicio con 2.813 millones de facturación (+7,6 %) y 141,7 millones de beneficio (prácticamente la misma cifra que en 2018).

Una de las claves fue la “corrección” del negocio arrocero en Estados Unidos: “Decidimos tomar medidas para revertir la situación y mejorar la rentabilidad (…) Hicimos cambios organizativos y cambiamos a casi todo el equipo de producción y contratamos a cuadros más cualificados y motivados. En un plazo breve de tiempo ya se ven evidentes mejorías”.

El presidente del grupo ha apuntado que el foco seguirá colocado en el segmento de conveniencia, premium y pasta fresca, aunque tras la pandemia ya anticipa que deberán estar “alerta ante posibles cambios de comportamiento del consumidor”.

Ha avanzado que se adelantarán inversiones en Capex “para generar más empleo, ya que ahora es cuando más se necesita”; la empresa destinó 149 millones a este capítulo durante el pasado año.

Hernández Callejas ha defendido ante los accionistas -en la junta estaba representado el 80 % del capital- la decisión estratégica de vender la división especializada en producto “bio” y comprar la arrocera británica Tilda.

En la reunión se han aprobado las cuentas y los informes de gestión correspondientes, así como el reparto de un dividendo para 2020 de 57 céntimos, el mismo importe que en los últimos tres ejercicios.

Ebro Foods cuenta con una plantilla de 7.300 trabajadores (casi 1.100 de ellos en España), dispone de 66 fábricas en todo el mundo, aglutina más de 80 marcas (entre ellas SOS, Garofalo, Brillante o Panzani) y sólo en 2019 lanzó 129 nuevos productos, de acuerdo con sus datos.

La firma también ha notificado este miércoles la decisión de su mayor accionista, Corporación Financiera Alba, de sustituir al consejero Javier Fernández Alonso por Tomás Hevia Armengol, miembro de su comité de dirección y que también ejerció como consejero en Clínica Baviera, ACS, Acerinox o Dragados.