PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid. / EFE

El Ayuntamiento de Madrid busca una fórmula para no tener que indemnizar a El Corte Inglés

Madrid busca legalizar tres centros de El Corte Inglés para evitar indemnizar a los grandes almacenes porque esos edificios «se hicieron con todas las autorizaciones y con los permisos municipales» por lo que cumplir una sentencia del TSJM implicaría que el Ayuntamiento «tendría que indemnizar a la empresa», según el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

PUBLICIDAD

El Ayuntamiento de Madrid busca una fórmula para legalizar tres centros de El Corte Inglés que según una sentencia exceden la edificabilidad del Plan General para no tener que obligar a esta empresa a reducir sus superficies, puesto que implicaría indemnizarla y perder los suelos que se recibieron.

Según ha adelantado este jueves El Confidencial, y ha confirmado a Efe el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia pide derruir el excedente de edificabilidad autorizado por el Gobierno del PP, que en 2012 legalizó la ampliación de tres centros comerciales de El Corte Inglés, Campo de las Naciones, Serrano y Méndez Álvaro, excediendo según el TSJM la normativa.

En declaraciones a los periodistas, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible explica que esos edificios «se hicieron con todas las autorizaciones y con los permisos municipales» por lo que cumplir la sentencia implicaría que el Ayuntamiento «tendría que indemnizar a la empresa» .

PUBLICIDAD

Por eso, como «solución intermedia» propone hacer viable la superficie ya construida con una modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana, que permita al Consistorio no indemnizar y al tiempo mantener el suelo público que recibió en 2013, suelos situados en Vicálvaro en los que se quiere construir vivienda pública o dotaciones.

El delegado ha subrayado además que «ese plan se aprobó en la etapa del PP antes de que llegara Carmena al Ayuntamiento de Madrid» y que con su solución intermedia buscan «el menor problema para los madrileños».