PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. / EFE

El Banco Santander ofrece prejubilaciones con el 65% del sueldo, frente al 80% que piden los sindicatos

Los sindicatos reclaman al Santander prejubilaciones con el 80 % de sueldo, frente al 65% que ha ofrecido el banco presidido por Ana Botín para ejecutar su ERE de 3.700 trabajadores.

PUBLICIDAD

Los sindicatos se oponen a las medidas planteadas por el Banco Santander esta misma semana para recortar más de 3.700 empleos en España y piden a la entidad financiera que ofrezca prejubilaciones con, al menos, el 80 % del sueldo, así como que reconsidere la cifra de afectados.

Si hace apenas un año el Banco Santander alcanzó un acuerdo que consideraba el 80 % como cifra de referencia en el ERE que afectó a los servicios centrales, no se entiende que ahora, con los mismos argumentos de entonces, las condiciones no sean iguales, explican fuentes sindicales a Efe.

CCOO, sindicato mayoritario en el Banco Santander, ha pedido en la reunión de este jueves que la entidad reduzca los 3.713 despidos planteados, algo que la dirección del grupo se ha mostrado dispuesta a estudiar, aunque ha advertido que la cifra está ya «muy ajustada».

PUBLICIDAD

Tanto CCOO como UGT han exigido una mejora de todas las condiciones económicas planteadas por la empresa esta misma semana para los trabajadores que dejen el grupo.

La entidad propuso el martes un plan de prejubilaciones a partir de 55 años con el 65 % del sueldo, que se elevaba hasta el 70 % para los mayores de 58 años; a quienes tengan 62 años o más les ofrecía cobrar 20 días por año trabajado con el tope de 12 mensualidades.

Para los que están entre 53 y 54 años, el banco propuso una indemnización que podía llegar a 350.000 euros, pero que se calcula teniendo en cuenta el 60 % del importe pensionable de seis anualidades; mientras que a los de menos edad les ofrecía una indemnización de 33 días por año con el tope de 18 mensualidades.

Para CCOO, es necesario mejorar todas estas opciones de salida, pero también que el Santander retire todas las propuestas de movilidad presentadas porque, aunque se felicita de que el banco haya suprimido hoy «el disparate» de que los empleados puedan desplazarse entre 100 y 400 kilómetros, sigue manteniendo su propuesta de movilidad entre las islas.

PUBLICIDAD

A quienes se viesen afectados por el traslado a otra isla como lugar de trabajo, la entidad ofrecía 9.000 euros brutos anuales durante 12 años.

CCOO comparte el argumento de que la digitalización cambia los hábitos de la clientela, pero considera que consolidar esa transformación digital requiere del trabajo de mucha gente que no puede perder su empleo «simplemente porque haya menor afluencia de público a la ventanilla».

UGT insiste en que en el Banco Santander no sobran 3.713 empleados aunque haya que cerrar oficinas por la duplicidad que pueda existir tras la integración del Popular.

Propone además un incremento de las indemnizaciones de hasta 5.000 euros para los tramos de 55 a más de 62 años; una protección especial para mayores de 50 y menores de 55 años que garantice la absoluta voluntariedad de este tramo; y una indemnización que corresponda a 50 días de salario con un máximo de 36 meses para los menores de 50 años.

Pide también que se excluya de los recortes de empleo a las familias monoparentales o a los empleados con cónyuges con discapacidad o enfermedad grave.

UGT considera que es «totalmente necesario» que el Banco Santander dé un giro en las negociaciones y se acerque a las posturas planteadas por los representantes de los trabajadores para conseguir un acuerdo.