Programas del domingo
El beneficio de Endesa cae el 88% en 2019 por el cierre de las centrales de carbón

El beneficio de Endesa cae el 88% en 2019 por el cierre de las centrales de carbón

25 febrero, 2020
|
Actualizado: 25 febrero, 2020 11:21
|
PUBLICIDAD

Endesa logró un beneficio neto de 171 millones en 2019, el 88 % menos que los 1.417 millones que ganó un año antes, lastrada por el impacto del deterioro contable de las centrales de carbón por valor de 1.409 millones y de la generación extrapeninsular por otros 404 millones.

El beneficio neto ordinario mejoró el 3 % y sumó 1.562 millones, impulsado por la buena gestión del mercado liberalizado, tanto de gas como electricidad, «en un entorno complicado», así como en la estabilidad del mercado regulado y la contención de costes, ha informado este martes la energética.

Estos mismos factores permitieron elevar en un 6 % el resultado bruto de explotación (ebitda), hasta 3.841 millones.

Según Endesa, el ajuste contable de activos no tendrá impacto en el dividendo de 2019 (1,475 euros por acción, el 3 % más) y que ha superado los objetivos financieros marcados para 2019 (+3,8 % de ebitda y +1,6 % en resultado neto ordinario).

Por negocios, el ebitda del mercado liberalizado repuntó el 22 % (1.475 millones) apoyado en la aportación de la filial de renovables, entre otros factores; en tanto que el del regulado bajó el 2 % (2.362 millones) por el descenso en los territorios no peninsulares.

La energética generó un flujo de caja operativo récord de 3.181 millones de euros, el 31 % más que en 2018, gracias a los mayores resultados del ejercicio y a la mejora muy relevante del capital circulante.

Por contra, la deuda neta aumentó en 607 millones y al cierre del ejercicio era de 6.377 millones, consecuencia del impacto de la entrada en vigor de las nuevas normas contables sobre alquileres (NIIF 16), las inversiones en renovables (+211 %) y el pago del dividendo.

A lo largo del año pasado, Endesa elevó sus inversiones netas el 48 %, hasta 1.887 millones de euros, debido, principalmente, a su apuesta por desarrollar nueva potencia eólica y fotovoltaica, así como por su transformación digital.

«Endesa va a liderar la transición energética en España, para lo que estamos haciendo un enorme esfuerzo inversor en renovables y en digitalización, clave para continuar ofreciendo buenos resultados en un mercado cada vez más complejo», ha afirmado el consejero delegado de la compañía, José Bogas, en un comunicado.

Según el ejecutivo, la cartera de nuevos proyectos renovables de la energética asciende a unos 20.000 megavatios (MW), de los que 5.700 MW ya tienen adjudicados puntos de conexión.

En las cuentas remitidas al supervisor bursátil, la compañía reitera sus previsiones financieras para 2020, ejercicio que prevé cerrar con un crecimiento del ebitda del 3,9 % y del resultado neto ordinario del 1,7 %, así como con unas inversiones netas de unos 1.600 millones de euros.

En septiembre, Endesa anunció la decisión de cerrar las centrales de carbón por su falta de competitividad y el proceso de descarbonización de la economía.

Por su parte, el cálculo de la retribución de las centrales de los territorios extrapeninsulares para el periodo 2020-2025 ha sufrido una disminución significativa, lo que ha llevado a realizar también un ajuste contable. 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD