El beneficio de Iberdrola supera los 1.000 millones, pero en España cae el 29%

El beneficio de Iberdrola supera los 1.000 millones, pero en España cae el 29%

27 abril, 2022
|
Actualizado: 28 abril, 2022 0:38
|

 Iberdrola ganó en el primer trimestre 1.058,3 millones de euros, un 3,2 % más que en el mismo periodo de 2021, gracias al crecimiento de los negocios internacionales, que compensaron el mal resultado de España, cuyo beneficio cayó un 29 % afectado por los altos precios de la electricidad no traspasados.

Según los resultados comunicados este miércoles por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio neto de Iberdrola España fue hasta marzo de 337 millones de euros (menos de un tercio del total del grupo), debido a los altos precios de la energía no trasladados a sus clientes a precio fijo con contratos acordados previamente.

Un 80 % de la energía vendida a los clientes de mercado libre de Iberdrola está a precios que se sitúan entre la mitad y un tercio inferior a los precios de la tarifa regulada, ha explicado la compañía.

No obstante, en el resultado de España Iberdrola recoge un impacto positivo en los tributos, tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el bono social y el menor pago de canon hidroeléctrico por la menor producción hidráulica en el periodo.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) del grupo Iberdrola aumentó un 4,9 % entre enero y marzo hasta los 2.950,9 millones de euros, gracias al buen comportamiento de Estados Unidos, Brasil y el área internacional.

Iberdrola ha ratificado su previsión de beneficio neto para 2022 entre 4.000 y 4.200 millones de euros y prevé un suelo del dividendo de 0,44 euros por acción.

RATIFICA PREVISIÓN DE RESULTADOS PESE A INCERTIDUMBRE REGULATORIA

El presidente del grupo, Ignacio Sánchez Galán, ha reafirmado, «a pesar de la incertidumbre regulatoria en España», las previsiones de crecimiento de beneficio para 2022, gracias a los más de 3.800 megavatios (MW) de capacidad instalada adicional prevista para este año y los 4.000 millones de euros de inversión en Redes.

Además, por el crecimiento en Estados Unidos y Brasil, y la mejora de márgenes del negocio minorista en Reino Unido.

Así, Iberdrola espera alcanzar un beneficio neto de entre 4.000 y 4.200 millones de euros en 2022, que permitirá una distribución de dividendo con un suelo de 0,44 euros por acción.

La cifra de negocios del grupo Iberdrola aumentó hasta marzo un 20,4 %, hasta 12.150 millones de euros.

En el primer trimestre los negocios internacionales del grupo compensaron el mal resultado en España, con un crecimiento del 33 % de la filial estadounidense, Avangrid, y del 20 % de la brasileña, Neoenergia.

Por negocios, el ebitda del área de Redes creció un 20,9 % en el primer trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzó los 1.587,4 millones de euros.

Sin embargo, el ebitda del negocio de Producción de Energía y Clientes cayó un 6,8 %, hasta los 1.360,2 millones de euros, afectado por la menor producción de renovables y nuclear en España, donde la central de Cofrentes tuvo una parada no programada que obligó a comprar en el mercado casi 4,5 teravatios hora (TWh), y los elevados precios de la energía no traspasados al cliente.

Las inversiones brutas crecieron un 0,6 %, hasta los 2.116 millones de euros, concentrándose más del 80 % en el negocio de redes y en actividades de generación renovable alcanzando los 9.600 millones de euros en los últimos doce meses, de los que más del 90 % se asignaron a redes o renovables.

La compañía destinó más de 1.121 millones de euros de las inversiones a renovables en el primer trimestre de 2022.

Dentro del negocio de redes, el grupo ha invertido casi 800 millones de euros.

Estados Unidos y Brasil aportaron conjuntamente el 64 % de la inversión, mientras que el 36 % restante correspondió a España y Reino Unido.

La liquidez del grupo Iberdrola supera en la actualidad los 21.000 millones de euros, que cubren las necesidades de financiación de 22 meses.

La deuda financiera neta aumentó un 2,96 % respecto a la de diciembre de 2021 y alcanzaba al cierre de marzo los 40.526 millones de euros, mientras que la neta ajustada se situó en 40.374 millones (4.069 millones más que en marzo de 2021 por el esfuerzo inversor y la apreciación de divisas).

En el actual contexto inflacionista, la compañía cuenta con el 80 % de su deuda financiada a tipo fijo.

Las amortizaciones y provisiones crecieron un 9,3 % en el primer trimestre de 2022, hasta alcanzar los 1.203,9 millones de euros, con un impacto negativo del tipo de cambio de 47 millones, sin el cual su aumento sería sólo del 5 %.

Por otra parte, el consejo de administración de Iberdrola propondrá en la próxima junta de accionistas la aprobación de un reparto de dividendo complementario correspondiente a 2021 de, al menos, 0,27 euros por acción, que se sumarán a los 0,17 euros por título abonados en concepto de retribución a cuenta en febrero. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: