Programas del sabado
El beneficio de Repsol cae el 14% con un 34% menos de ebitda
El presidente de Repsol, Antonio Brufau.

El beneficio de Repsol cae el 14% con un 34% menos de ebitda

26 octubre, 2023
|
Actualizado: 26 octubre, 2023 10:10
|
PUBLICIDAD

Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.785 millones de euros hasta septiembre, casi un 14 % menos que en los nueve primeros meses del ejercicio anterior, en un contexto de precios del crudo y del gas significativamente inferiores a los de 2022, y en medio de un entorno internacional volátil.

Según ha comunicado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado ajustado, que mide específicamente el funcionamiento de los negocios, alcanzó los 3.816 millones de euros, lo que supone un 19,4 % menos que los 4.735 millones que finalmente se alcanzaron un año antes.

Por su parte, el resultado bruto de explotación o ebitda se redujo un 33,8 %, hasta los 7.194 millones de euros, mientras que el ebitda ajustado retrocedió un 25,7 %, hasta los 7.408 millones.

Hasta septiembre, Repsol invirtió 4.362 millones de euros, un 82 % más en términos interanuales, principalmente en España, donde ha ido a parar un 41 % de esa cuantía, y Estados Unidos, donde se dirigió un 37 %.

A este respecto, la compañía estima que el 35 % de lo invertido en 2023 se destine a iniciativas bajas en carbono.

Por segmentos

A tenor de los datos de Repsol, la producción media de hidrocarburos alcanzó entre enero y septiembre los 600.000 barriles de petróleo al día, un 10 % más que en la misma etapa del año anterior.

Si se entra a analizar el desempeño por segmentos, el resultado ajustado de Exploración y Producción cayó un 49,6 %, hasta los 1.225 millones de euros, debido principalmente a unos menores precios de realización de crudo y gas, una mayor amortización y mayores costes de producción.

Todo ello fue parcialmente compensado por una mayor producción, menores regalías, menores costes de exploración así como menores impuestos derivados por un menor resultado operativo.

Por el contrario, el resultado ajustado en Industrial fue de 2.173 millones de euros, un 4 % más, debido a los mejores resultados en Mayorista y Trading de Gas, que fueron parcialmente compensados por menores aportaciones en los negocios de Refino y Química y mayores impuestos por un resultado operativo más alto.

En Cliente, que comprende Movilidad, Comercialización de Electricidad y Gas, GLP y Lubricantes, Aviación, Asfaltos y Especialidades, el resultado ajustado hasta septiembre ascendió a 512 millones de euros, casi el doble (un 96,2 % más) por el mayor rendimiento registrado en todos los negocios.

Repsol apuesta por el gas y la electricidad

En los nueve primeros meses de 2023, la compañía ha apostado precisamente por reforzar su posición en el mercado de la comercialización de electricidad tras la compra en julio del 50,01 % de la comercializadora CHC Energía.

Esta operación ayudó a elevar la cartera de clientes de electricidad y gas hasta los dos millones, adelantando en dos años la consecución del objetivo fijado por el Plan Estratégico 2021-2025.

De esta forma, Repsol se ha consolidado como el cuarto operador del mercado en España en número de clientes de electricidad.

La compañía, que contribuye con la generación del 20 % del total de la energía consumida en España, ha logrado además que el número de usuarios de su aplicación móvil Waylet supere los siete millones.

Ya dentro del segmento de Generación Baja en Carbono, el acumulado ajustado llegó a los 59 millones de euros, un 56,9 % menos, debido a los menores resultados en ciclos combinados y renovables, si bien las inversiones devengadas rozaron los 1.500 millones, 1.202 millones más que un año antes.

Esta evolución correspondió, principalmente, a la compra de Asterion y al desarrollo de proyectos renovables en España, Estados Unidos y Chile.

Finalmente, el resultado operativo de Corporación y otros se situó en -153 millones de euros, en comparación con los -183 millones del mismo periodo de 2022.

El contexto seguirá volátil

En una nota, Repsol destaca que su modelo integrado y la gestión orientada por el Plan Estratégico 2021-2025 permitieron que la compañía tuviese un «robusto comportamiento» en un contexto poco predecible, con los precios de las materias primas descendiendo de forma notable desde las «anómalas cotas» de 2022.

De hecho, hasta septiembre, el crudo Brent cotizó a una media de 82,1 dólares por barril, un 22 % menos, y el precio medio del gas Henry Hub cayó un 60 %.

En el último trimestre, los recortes de producción de algunos países impulsaron al alza los precios y, junto con la incertidumbre sobre el crecimiento mundial, tensionaron un mercado que Repsol prevé siga caracterizado en los próximos meses por la volatilidad derivada del «convulso escenario» geopolítico.

La deuda neta de Repsol se situó al final del tercer trimestre en 1.855 millones de euros, en tanto que la liquidez alcanzó 10.650 millones, suficiente para cubrir más de cinco veces los vencimientos de deuda bruta a corto plazo. 

Noticias Relacionadas: