Programas del domingo
El económico Dacia Sandero, el coche más vendido en mayo con caídas de ventas del 73%

El económico Dacia Sandero, el coche más vendido en mayo con caídas de ventas del 73%

01 junio, 2020
|
Actualizado: 01 junio, 2020 15:02
|
PUBLICIDAD

La matriculación de turismos bajó en mayo el 72,7 % respecto al mismo mes de 2019, hasta 34.337 unidades, con Peugeot liderando las nuevas matriculaciones por marcas -2.881 unidades, frente a 9.728 en mayo de 2019- y el económico Dacia Sandero, del grupo Renault, como modelo más vendido en ese mes con -1.570 coches vs 3.204-, según las asociaciones Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios oficiales) y Ganvam (vendedores).

Después de Peugeot figura Volkswagen como la marca con mayor número de matriculaciones en mayo, hasta 2.721 unidades (8.749 en mayo de 2019) y cerró el podio Renault, con 2.459 coches (8.849 en mayo de 2019).

En el acumulado de los cinco primeros meses Seat es la marca que más vehículos ha matriculado, con 24.122 unidades (50.437 entre enero y mayo de 2019), seguida por Peugeot (19.983) y Volkswagen (19.158).

Por modelos más vendidos en mayo y tras el Dacia Sandero se situaron el Renault Clio (1.140 matriculaciones) y el Audi A1 (995 unidades).

Entre enero y mayo el Seat León ha sido el modelo más vendido, con 7.240 unidades, seguido por el Nissan Qashqai (6.404) y el Dacia Sandero (6.360).

Fuerte caída del 72,7% aminorada por el comienzo de la desescalada

La matriculación de turismos bajó en mayo el 72,7 % respecto al mismo mes de 2019, hasta 34.337 unidades, con lo que este indicador se recuperó ligeramente del desplome histórico del 96,5 % registrado en abril, apoyado en la reapertura de concesionarios y en un mejor comportamiento de las ventas a particulares.

Desde el sector han explicado que, no obstante, la demanda se estaría conteniendo a la espera de que se concreten las ayudas a la compra anunciadas por el Ejecutivo que, además, prepara un plan de apoyo integral a la automoción que será aprobado próximamente, según ha avanzado su presidente, Pedro Sánchez.

La red de concesionarios fue abriendo progresivamente a partir del 11 de mayo, en función de las fases de desescala y tras haber tenido que cerrar sus puertas por la pandemia a mediados de marzo, mes que se saldó con 37.644 matriculaciones y un retroceso interanual del 69,3 %. En abril, sólo se entregaron 4.163 unidades, las mismas que en un sólo día en circunstancias normales.

Entre enero y mayo, se matricularon 257.202 turismos y todoterrenos, menos de la mitad que en los cinco primeros meses de 2019, cuando hubo 561.930 matriculaciones, según las asociaciones automovilísticas Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios oficiales) y Ganvam (vendedores), que han subrayado que el dato de mayo es el peor desde septiembre de 2012 (35.148 matriculaciones).

El canal de alquiladoras cae el 93,2%

En el quinto mes del ejercicio, el canal particulares bajó el 66 % (18.528 unidades), mientras que el de empresas cayó el 63,7 % (13.477 unidades) y el de alquiladoras, el más castigado por la crisis dada su relación con el turismo, se mantuvo en los niveles de abril, con un desplome del 93,2 % y 2.332 unidades.

Precisamente, los mayores desplomes de matriculaciones de turismos se dieron en cuatro autonomías turísticas, como son Baleares (84,7 %), Valencia (79,5 %), Murcia (78,5 %) y Canarias (76,8 %).

En Madrid, comunidad que concentra casi el 40 % del mercado, y en Cataluña, cuya cuota asciende al 13,5 %, las matriculaciones de turismos bajaron en ambos casos el 73,1 %.

Por su parte, la matriculación de vehículos comerciales ligeros (mayoritariamente furgonetas) bajó el 58,6 %, hasta 8.570 unidades, y el 51,2 % desde enero, con 46.677 unidades matriculadas en cinco meses.

La de industriales, autobuses, autocares y microbuses cedió el 61,5 % en mayo, con 1.013 unidades, y el 34,2 % en el acumulado desde enero (7.655 vehículos matriculados).

La caída de junio será peor

«Los datos de mayo responden sin duda a la progresiva apertura de los concesionarios y a posibles operaciones retenidas que no se habían podido producir, más allá de la demanda embolsada que se haya podido acumular durante los días de confinamiento», según la portavoz de Anfac Noemi Navas.

En su opinión, está claro que el sector necesita a corto plazo estímulos para recuperar el dinamismo previo a la crisis, así como medidas a medio y largo plazo para elevar la competitividad de la industria en su necesaria transformación hacia «la movilidad del futuro».

Por su parte, el portavoz de Faconauto Raúl Morales ha dicho que, en mayo, el paso de clientes por los establecimientos fue «testimonial» y todos los departamentos de los concesionarios vieron caer con fuerza su actividad, particularmente el de vehículos nuevos, que funciona a un 30 % de su capacidad.

«Todo indica que la recuperación de las matriculaciones va a ser lenta. Por mucho que nos esforcemos concesionarios y marcas en poner sobre la mesa iniciativas y esfuerzos promocionales potentes, se necesita algo más. Ese plan para reactivar la demanda, ya anunciado, pero no concretado con el sector, lo que también puede estar parando el mercado, no puede esperar más», ha añadido Morales.

Desde Ganvam, Tania Puche ha añadido que en las dos últimas semanas de mayo, con toda la red abierta, las matriculaciones se multiplicaron «por más de ocho», lo que permitió suavizar la caída de abril, aunque la mayoría de operaciones correspondieron a pedidos apalabrados con anterioridad que se han entregado ahora.

«De hecho, en junio, que no habrá dado tiempo a generar cartera, la caída será mayor», ha advertido Puche, quien ha dicho que los efectos de la crisis sanitaria no se borran con la reapertura de concesionarios y ha urgido la puesta en marcha medidas de estímulo para un sector fundamental para la economía del país.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD