PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La ministra Portavoz y responsable de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno, tras pactar unilateralmente con EH Bildu, dice ahora que el diálogo social es más importante que nunca

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha señalado que el diálogo social es “más importante que nunca” y que la intención del Ejecutivo es que todas las cuestiones laborales se negocien en ese ámbito. Extrañan esas declaraciones después de pactar en solitario con EH Bildu su abstención a cambio de la derogación de la reforma labral de 2012 -aunque aún no se sabe si total, parcial o si nada- para poder prorrogar el estado de alarma.
“Solo de la mano del diálogo social llegamos a acuerdos importantes y beneficiosos para todas las partes”, ha subrayado Montero en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y a raíz de la fuerte polémica por el pacto entre PSOE, Podemos y Bildu sobre la derogación de la reforma laboral.

PUBLICIDAD

“La intención del Gobierno es y será la negociación de todas las cuestiones laborales en el marco del dialogo social (entre patronal y sindicatos), es el lugar idóneo”, ha añadido. Y si es así, ¿por qué el Gobierno de PSOE-Unidas Podemos se vendió en una cuestión que afecta a millones de trabajadores y empresarios españoles a EH Bildu, un partido minoritario, de tendencia proetarra, sólo presente en el País Vasco? ¿Cómo se puede hacer tanto daño y luego intentar justificarlo?

“Queremos que fructifique en un trabajo más digno y seguro, empresas más competitivas y en mayor cualificación de los trabajadores”, ha concluido.

Sobre las diferentes posiciones expresadas ayer dentro del Gobierno, ha defendido que todos están comprometido con el acuerdo programático, que puede haber “diferentes sensibilidades” pero que van “todos a una”, y ha recordado el papel que debe jugar también la comisión de reconstrucción del Congreso en el ámbito laboral.

PUBLICIDAD

En un comunicado difundido después de la votación del miércoles en el Congreso para prorrogar el estado de alarma, EH Bildu anunciaba que había alcanzado un acuerdo con PSOE y Unidas Podemos -firmado por sus tres portavoces- para derogar la reforma laboral de “forma íntegra”.

Horas después, el PSOE emitía una nota aclaratoria informando de que quedaba anulado ese punto primero del acuerdo suscrito con EH Bildu y que la derogación se ceñía a aspectos concretos como la prevalencia del convenio sectorial o la ultraactividad de los convenios.

PUBLICIDAD