El músculo financiero del Italia y los 1.000 millones de Endesa permiten a Enel mejorar la oferta de Iberdrola por Electropaulo

El músculo financiero del Italia y los 1.000 millones de Endesa permiten a Enel mejorar la oferta de Iberdrola por Electropaulo

26 abril, 2018
|
Actualizado: 26 abril, 2018 19:40
|
PUBLICIDAD

Enel, una compañía pública italiana, vuelve a exhibir su músculo financiero como ya lo hizo en la opa sobre Endesa. Primero se tuvo que retirar Gas Natural, más tarde la alemana E.On que no pudo competir con la oferta de los italianos, el doble de la incial. Ahora, con Electropaulo se repite la histroria.

Enel ha presentado una nueva oferta de compra sobre la distribuidora eléctrica Eletropaulo de 32,20 reales (unos 9,23 dólares), diez centavos de real (tres centavos de dólar) más alta que la anunciada anoche por Neoenergía, compañía controlada por Iberdrola. Esa subida de la oferta por parte de los italianos es posible gracias al apoyo financiaro de Enel al contar con el respalo del estado italiano, su principal accionista, así como los 1.000 millones de euros de dividendo que le inyecta todos los años Endesa, una empresa que también compró en una guerra de opas.

La nueva oferta, que Eletropaulo ha remitido hoy al supervisor bursátil, intensifica la batalla por el control de Eletropaulo, una de las empresas más importantes del sector de la distribución de energía en Brasil y que abastece la región metropolitana de Sao Paulo, la mayor ciudad del país.

Neoenergía presentó anoche una nueva oferta de 32,10 reales (unos 9,20 dólares) que, a su vez, superaba en diez centavos de real (tres centavos de dólar) la anunciada poco antes por Enel.

No obstante, Enel contraatacó este jueves y se situó al frente de la puja al ofrecer los 32,20 reales por acción.

Eletropaulo decidió la víspera cancelar una oferta primaria de acciones que había acordado con Neoenergía el pasado 16 de abril y trasladó para la subasta prevista el próximo 18 de mayo el futuro de la totalidad de su cartera accionarial.

La disputa por Eletropaulo llegó la víspera hasta la Comisión Europea (CE), a la que Iberdrola, controladora de Neoenergía, mandó una carta en la que cuestionó la actuación de Enel en el proceso.

En su carta, Iberdrola señaló que «se está viendo con claridad que Enel no respeta las reglas de los procesos competitivos promovidos por empresas privadas y está aprovechándose de su condición de empresa pública» para «intentar influir al Consejo de la empresa que organiza el proceso y al regulador brasileño».

Enel respondió este jueves que las acusaciones realizadas por Iberdrola durante la guerra de opas tienen como objetivo «evitar una competencia justa por Eletropaulo».

El antecedente de Endesa

La primera en lanzar una opa, que fue considera hostil por Endesa, fue Gas Natural, con una oferta de 21,3 euros, aunque 13,85 euros eran en acciones. Mas tarde entró en escena la alemana E.On que llegó a elevar su oferta ante la ofensiva de los italianos hasta los 38,75 euros. Finalmente, Enel, con el apoyo de Acciona, que más tarde salió de su capital por el pacto firmado, se hizo con Endesa por 42 euros y en efectivo, más del doble que lo ofrecido por Gas Natural en la primera de todas las ofertas y dejando a los alemanes fuera de la puja.

La historia de Enel en Endesa es bien conocida. Primero obligó a Endesa a venderle su joya de la corona, la chilena Enersis. Mas trade ordenó a Endesa a pagar  un dividendo extraordinario con el dinero obtenido por esa venta e impuso en la exelectrica española una política de reparto del 100% del dividendo. Prácticamente ya ha financiado la compra de Endesa sólo con los dividendos. Sólo con cargo a 2017 va a recibir 1.024 millones de los 1.463 que ganó Endesa,

Pero no solo eso, los trabajadores de Endesa se quejan ahora de los graves recortes en sus derechos laborales que quieren imponer los italianos en Endesa.

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD